Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

jueves, 27 de abril de 2017

Detesto...


Detesto...
Manuel Moncada Fonseca

Que impere la opresión y explotación del hombre por el hombre y todo lo que de ellas deriva... Y más la sumisión de millones de personas ante el sistema que las impone…

Que se convierta al empresario en modelo a seguir, como si fuera productor y no el que expropia el trabajo ajeno en su propio beneficio…


Que en el mundo hablen de América como si EEUU fuera el único país que integrara el continente… Eso no lo hacen sólo los estadunidenses y los europeos, sino también en toda América Latina y caribeña…


Que se haga depender el desarrollo de las naciones de la formación universitaria y técnica y no de la labor de quienes, con sus manos, siembran los frutos que nos alimentan; construyen edificios, casas, caminos carreteras, puentes, hospitales, aeropuertos y generan verdaderos valores humanos que son lo que en verdad educan…

Que se hable de educación sin tener una noción clara del concepto y convirtiéndola en cualquier cosa…


Que se hable de los políticos cual si todos actuaran contra los pueblos; como si el mayor poder del mundo radicara en ellos y no en el poder militar, industrial y financiero de EEUU. Y como si los particulares no fuéramos tales, aunque no sea de modo profesional…


Que se afirme la apoliticidad en un mundo tan pletórico de conflictos que obliga a toda persona a asumir una posición contraria, favorable o pretendidamente “indiferente” ante las decisiones que se adoptan local o globalmente; se tenga o no fe en uno u otro credo religioso…

Que hoy en día se promueva como virtud la hipocresía en todas sus formas...

Que se estime indeseables a los no creyentes, como si no tuvieran derecho para serlo, o como que le hicieran daño a los fieles por sólo ese hecho…


Que la lucha contra el machismo sea utilizada como ring de boxeo contra los hombres en su conjunto…

Que haya gente afanada en restregar y cobrar su trayectoria, uno porque no es para eso; dos porque ahora no la siga alimentando...

martes, 25 de abril de 2017

El bienestar y la seguridad personal no deben colocarse por encima de los deberes con la humanidad


El bienestar y la seguridad personal no deben colocarse por encima de los deberes con la humanidad
Manuel Moncada Fonseca


I- Fundamentos de la mentalidad reinante en EEUU



Juan Bosch en su obra El Pentagonismo sustituto del Imperialismo expone con claridad los fundamentos del carácter en lo esencial alienante de la sociedad estadunidense, propiamente, su adherencia incuestionable a los designios del Pentágono. Expondremos lo más importante de lo que el autor explaya, adaptándolo un poco al presente.



Gracias a su alta productividad a costa de la explotación, saqueo y las guerras impuestas al mundo, aunque cada vez más en declive, añadimos nosotros, el capitalismo estadunidense puede darse el lujo de pagar salarios más altos que los obtenidos en el mundo colonizado. Tal es la base de la que se parte para poner a la sociedad estadunidense casi por completo en función del Pentágono. 



Cuando EEUU desató su furia bélica contra Vietnam, bombardeando ciudades, cegando la vida de sus ciudadanos, destruyendo puertos, caminos y fábricas, sin que hubiera una declaración oficial de guerra a este país del sudeste asiático, los ciudadanos estadunidenses no parecían preocupados por semejantes bestialidades contra un país soberano. Por el contrario, los pobladores de la metrópoli imperial, admiraban a los líderes militares “vencedores”, lo cual era fácilmente constatable. 





Por supuesto, la pretendida amenaza comunista que se ha alimentado entre ellos por el Pentágono, sus intelectuales y sus diversos medios de difusión, son parte de la explicación del fenómeno acusado. Se les decía que los comunistas tomarían el poder en el país y los matarían. En consecuencia, sólo el poder militar de EEUU podía salvaguardar el orden establecido. De ahí también la justificación de perseguir y eliminar a los comunistas. 

¿Convertía lo planteado a todo el pueblo estadunidense en culpable por tantas atrocidades cometidas en Vietnam? No era simple la repuesta, pero era claro que un trabajador de Dakota del Sur, por ejemplo, por penetrado que estuviera por la ideología del Pentágono, era responsable en este sentido: “ha colocado su afán de bienestar y seguridad personal por encima de sus deberes con la humanidad” (…) La droga del bienestar lo ha hecho indiferente a los padecimientos y a la muerte de un niño asiático…”. 

Sin el contubernio de los científicos, puestos al servicio del Pentágono en mayoría, EEUU no hubiera alcanzado sus altos niveles de crecimiento. Ellos heredaron un conocimiento secular acumulado por miles de investigadores desconocidos, muertos en su mayor parte en la miseria. Esos científicos desconocen que el conocimiento es patrimonio humano. 

En este país, la inmensa mayoría de las personas se ve forzada a una lucha intensa por la existencia, misma que los hace competir sin piedad unos contra otros, los divide y enajena. Así las cosas, regresando extenuados a sus hogares, los trabajadores no son capaces de reparar en las desgracias que su país provoca en otro al que le hace la guerra. Por lo demás, aunque no se prohíben expresamente las protestas contra el gobierno, la transmisión del discurso oficial se hace en cadena, pero no la de los oponentes. Por tanto, sus mensajes los escuchaba sólo una minoría. 

Los ciudadanos son capaces de votar, estando tan pentagonizados, incluso por un candidato a la presidencia que les garantice su futuro, aunque para ello se deba bombardear atómicamente a un país “enemigo”. Si el uso de una bomba nuclear les garantiza más seguridad y bienestar, amén de orgullo nacional, votar por el que ofrece su uso no representa objeciones.[1]

Por cierto, según una reciente encuesta realizada, los estadunidenses apoyan los bombardeos a Siria, pero no la idea de hacerlo contra Corea del Norte.[2] Significa que la mentalidad del Pentágono, con variantes circunstanciales, reina aun con fuerza aplastante en EEUU.


II- La pavorosa pandemia del individualismo

Hoy las cosas arriba planteadas siguen siendo esencialmente las mismas. Vivimos momentos que nos colocan ante la imperiosa necesidad de distinguir las trampas ideológicas presentes por doquier. Por ello, expresamos nuestra profunda desconfianza a lo que crea la cultura occidental para enajenar al ser humano. Las tarjetas con mensajes bonitos, frases e imágenes también bonitos, reproducidos por millones, nos empujan siempre a reaccionar de inmediato: ¡Ojo, alguna idea perversa se oculta tras estas y muchas otras cosas bonitas! 

La más frecuente de todas estas “maravillas” son las sutiles formas de inculcar e inocular la pandemia del individualismo, ya reinante en Occidente, a todo el orbe. Por decirlo en breve, el objetivo se logra con un simple “tú puedes”, un “supérate sin recurrir a nadie”, “ámate a ti mismo”, “la simple fuerza de voluntad puede proporcionarte todo lo que quieras”, “Dios es tu único amigo”. Empero, estamos solo ante una pequeñísima muestra del arsenal que alimenta ese flagelo tan dañino. Todas desvinculadas de contextos sociales, de ideas de solidaridad y hermandad. Por tanto, sus mensajes no son, para nada, altruistas; se orientan a penetrar la mente humana y volverla prácticamente vegetal o, cuando menos, indiferente a lo que acontece en el mundo circundante. De este mismo orden es el afán de promover la sensiblería y no la sensibilidad social.

Las películas de Hollywood están cargadas de lo que estamos acusando, presentándonos héroes que salvan al mundo, combatiendo el “mal”, representado por todas aquellas fuerzas que se niegan a aceptar las miasmas envueltas en celofán que el sistema oferta al por mayor. 

Los llamados coaching, haciendo lo suyo, se inventan un montón de fórmulas de felicidad que no sirven para nada que no sea contribuir a la preservación del neoliberalismo mediante el “diseño” de trabajadores acríticos, incluso ante su cruda realidad: “…se dicen por lo bajo frases como “en estos tiempos hay que dar gracias por tener trabajo” o “cuida bien tu trabajo porque hace mucho frío allá afuera”.” [3]


III- Convirtiendo atrocidades de todo tipo en asuntos normales, aceptables y legales

En una época distinta a la actual por su forma, pero no por su fondo, Sandino acusa: “nadie tiene derecho en la tierra a ser semidiós.” Pero los yanquis no se sienten semidioses, sino dioses. Rompen toda ley internacional. Pasan por encima de la ONU, del Consejo de Seguridad que ésta posee. Tienen en la bolsa a la OEA y cuentan con una infinidad de siglas que les sirven de mampara. Amenazan a todo el mundo. Hablan con una prepotencia inaudita. Quieran doblegar como sea a toda la humanidad. Se sienten los amos del planeta. 

Por si lo dicho no bastara, ahora se preparan las condiciones necesarias para sembrar entre las personas, como algo normal, aceptable y legal, desde la eutanasia hasta el canibalismo, gracias a la aplicación de la técnica Overton, la cual “puede extrapolarse a cualquier fenómeno y es especialmente fácil de aplicar en una sociedad tolerante en la que la llamada libertad de expresión se ha convertido en la deshumanización y donde ante nuestros ojos se eliminan uno tras otro todos los límites que protegen a la sociedad del abismo de la autodestrucción.” [4] En efecto, las ventanas de Overton, amén de llevar a las cosas a lo ya indicado, también funcionan “para hacer aceptable el bombardeo indiscriminado contra la población civil de cualquier país, las mal llamadas guerras humanitarias, el asesinato selectivo de dirigentes populares, la invasión a países soberanos, la tala de bosques, el exterminio de especies animales y todas las barbaridades que comete el imperialismo mundial globalizado.” [5]

Contribuyendo con ese horizonte indeseable, no pocas personas de izquierda ven con indiferencia los avances de los pueblos, como los que conforman el ALBA. Creen que las revoluciones son mágicas; que pueden saltar etapas y que deben ser químicamente puras. Que pueden, en fin, partir de lo que se quiere, sin contemplar las posibilidades reales con las que en verdad se cuenta; las tradiciones populares; los prejuicios seculares y las mentalidades en extremos conservadoras que, en no poca medida, existen entre las mayorías; la obscena y multifacética dependencia externa. Esas personas a las que nos referimos, son perfeccionistas y no conciben que tengan lugar errores, a veces grandes, en todo proceso de transformación. Y con todo, dichos procesos son los que sacan la cara en la defensa de los derechos de los pueblos.

En este marco señalado, son por completo inaceptables las posiciones que defienden al sionismo contra viento y marea. Así lo hace cualquiera que asuma “que el orden mundial impuesto por Occidente es creación divina, sobre todo cuando revela una defensa repulsiva en favor de Israel”; el que omita “por completo sus crímenes de lesa humanidad contra los pueblos árabes y otros, sosteniendo, sin fundamento real, que sólo de este lugar del planeta provienen las cosas buenas.” El que la arremeta “contra Marx, por desenvolver el origen terrenal de muchas cosas que se afirman divinas, cuando en verdad son creaciones de sistemas opresores, incluyendo el actual.” El que niegue que Israel es producto del Mundo Occidental y omita “una realidad irrefutable, a saber, que todo el territorio israelí ha sido arrebatado, a sangre y fuego a Palestina; que las Altos del Golán le fueron arrebatados a Siria, durante la Guerra de los Seis Días (1967) y la Guerra de Yom Kipur (1973); que el Sionismo, en conjunto, entre otros, con el Reino Unido y EEUU pretenden crear el Gran Israel, desde el Nilo hasta el Éufrates, bajo el supuesto de que semejante propósito responde a designios divinos.” [6]


IV. Unir al mundo contra el imperio, una necesidad apremiante

Por maniquea que pueda a algunos parecerle, o estamos con el imperio o estamos con los pueblos; es decir, con la guerra o con la paz. Términos medios no caben. Estamos con la segunda de estas opciones. Aunque no creemos que el imperio pueda someter a la humanidad en su conjunto, sí puede, en su demencial pretensión de dominio, destruir todo vestigio de vida en el planeta, así sea por mera contingencia. Esto más allá de que Trump diga estar dispuesto a provocarla, aunque no se atreva a dar un paso semejante. [7] Ese resultado puede materializarse por la relanzada carrera armamentista de EEUU, sus bombas "madres" y su intervencionismo contra Corea del Norte, China, Rusia, Siria, Venezuela, Yemen, Palestina y el mundo en su conjunto. 

En la misma tónica, anotamos la necesaria unidad de creyentes y no creyentes. Los creyentes tienen derecho a ser tales, a predicar el Evangelio, a rezar. Todo lo que se quiera. Empero, el no creyente también tiene su espacio en este mundo. Lo más importante es amar a los seres humanos, al prójimo o como se desee llamarlo. ¿De qué sirve serlo si se odia a las personas? O al contrario: ¿De qué sirve no serlo si de ese modo sólo se llega al aislamiento de los asuntos de este mundo, incluyendo acá la adopción de posiciones sectarias ante los creyentes? Cabe estrecharnos las manos de modo fraterno, sobre todo porque las circunstancias nos colocan frente a la necesidad de aunar esfuerzos para que el barco que nos alberga a todos pueda mantenerse, indefinidamente, a flote, sorteando la hecatombe y buscando con tesón mares de tranquilidad. 

No son sencillos los retos. El nuevo inquilino de la Casa Blanca “Donald Trump, al igual que todos los presidentes anteriores, fue finalmente sometido al poder del “estado profundo” de los EE.UU.” Significa que, en adelante, “va a escuchar, obedecer y hacer el mismo tipo de política que todos los presidentes han hecho antes que él; es decir, se someterá a las decisiones del Complejo Industrial-Militar, de las agencias de inteligencia (…); a las directrices ideológicas y políticas de los Newcons (nuevos conservadores), a las demandas económicas financieras de Wall Street y de las empresas multinacionales del imperialismo estadounidense. Esencialmente, nada va a cambiar, absolutamente nada durante el gobierno de Trump.” [8]

Sin embargo, insistimos, el desequilibrio internacional que está provocando el afán de dominio de parte de EEUU –que arrastra desde siempre-, puede conducir a una Guerra Mundial, con todo lo que ello encierra, así sea por mera contingencia, como sostiene siempre Fidel. No es nuevo el peligro, como tampoco lo es la alianza de EEUU, por ejemplo, con Arabia Saudita, misma que “posibilita el apoyo y financiación al fundamentalismo islámico como estrategia contra “el enemigo común”. [9]


V. Más allá de los sistemas sociales...

Lo anteriormente acusado nos debe llevar a la plena comprensión de las relaciones entre estados con distinto signo, a saber, que las relaciones diplomáticas sobrepasan los marcos de los sistemas reinantes entre los países que las contraen.

Así las cosas, establecer relaciones con un país ferozmente dictatorial y entreguista, no necesariamente está reñido con los sustentos revolucionarios que una nación pueda tener. EEUU y la Unión Europea son altamente intervencionistas y destructores de territorios enteros, pero nadie tiene siquiera la ocurrencia de exigir a estado alguno romper con ellos a partir de semejantes realidades. A este respecto, Gaddafi fue meridianamente claro, tal como se demuestra en una entrevista que al líder libio le hiciera Stella Calloni.

Respondiendo a la pregunta en torno a la unidad árabe y particularmente respecto a la unión libio-marroquí, Gaddafi acotó: “Libia se ha convertido en el portaestandarte de la unidad árabe. Dejamos de lado todo tipo de régimen interno. Nosotros sabemos que existe una unidad real de los pueblos árabes, más allá del tipo de gobierno que tengan las naciones. Hay una cultura, una religión, una lengua común. / “La unidad de los pueblos árabes es una realidad. Para formar este tipo de federaciones no es necesario que sean gobiernos iguales. Por ejemplo, en el caso del acuerdo libio-marroquí, se trata de gobiernos distintos: un gobierno socialista y una monarquía. (…) / “La unidad árabe nada tiene que ver con estas situaciones.” Y prosigue “el desafío del enemigo y su peligro ha llegado a un grado tal, que la unidad se ha convertido en una necesidad urgente.” [10]

En relación con las amenazas de intervención que se ciernen sobre Venezuela y toda Nuestra América, la actitud a seguir la remarca el Presidente boliviano, al sostener:

“Son muchos los países que tienen lazos indivisibles con Venezuela y también muchos son los hermanos en el mundo que tienen sentimientos de solidaridad que no serán afectados por decisiones arbitrarias y criminales efectuadas por un puñado de anti patrias.” Yendo más lejos declara: “Revolución ante el imperio es liberación del pueblo. El legado de Bolívar, Chávez y Fidel son mandatos supremos que no se abandonan ni se negocian.” Y remata: “... avanzamos, con muchas dificultades, muchos intereses, pero te aseguro que no nos detendrán, eso está escrito en los ojos de los jóvenes y de los niños que dicen: no nos doblegarán otra vez, ¡nunca más!” [11]

Y si la guerra mundial se evita por completo, agregamos, el destino del mundo quedará, muy probablemente, en manos de los pueblos.



[1] Juan Bosch. El Pentagonismo sustituto del Imperialismo. Serie Bicentenaria. Fundación Imprenta de la Cultura, 2010.  pp. 20, 37-38, 41, 53, 57-58, 61, 65, 67.
[2] Sputnic. Estadounidenses apoyan bombardeo de Siria pero lo ven negativo en caso de Corea del Norte. https://mundo.sputniknews.com/defensa/201704191068488287-ataque-eeuu-shairat-pyongyang/
[3] Carlos Miguélez Monroy. Coaching – Chamanes con corbata http://www.carlosmiguelezmonroy.com/coaching-chamanes-con-corbata/
[4] RT/Portada/Sociedad ¿Cómo legalizar cualquier fenómeno, desde la eutanasia hasta el canibalismo? https://actualidad.rt.com/sociedad/view/125437-legalizar-overton-eutanasia-incesto
[5] Rodolfo Bueno. Ventanas de Overton. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=190650
[6] Manuel Moncada Fonseca. Lo que escribe un obsesionado “teólogo” pro sionista. https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2016/04/lo-que-escribe-un-obsesionado-teologo.html
[7] Así concibe el asunto Alejandro Cao de Benós, uno de los pocos extranjeros que colabora con el Gobierno de Pyongyang.  Sputnic. “Trump no se atreverá a cruzar la línea roja, que desembocaría en una guerra nuclear”. https://mundo.sputniknews.com/entrevistas/201704231068603376-trump-linea-roja-corea-norte/
[8] Jorge Vital de Brito Moreira. Novas Pensatas. "Errar es humano, insistir en el error es norteamericano y dar en el blanco es musulmán". ttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=225598
[9] Manuel Fernández de Sevilla. La violación del equilibrio internacional por parte de los EE.UU. podría llevar al mundo a una Tercera Guerra Mundial. https://elcomunista.net/2017/04/17/la-violacion-del-equilibrio-internacional-por-parte-de-los-ee-uu-podria-llevar-al-mundo-a-una-tercera-guerra-mundial/
[10] Stella Calloni  Libia en los años 80: entrevista a Gadafi. http://www.forobolso.com/foro/viewtopic.php?t=33041
[11] Cris González. Evo: Los enemigos saben que si nos dejan en paz demostraremos que otro mundo es posible.” http://www.lahaine.org/evo-los-enemigos-saben-que

¿Existen o no las razas humanas?


¿Existen o no las razas humanas? (I)

Publicado en: NosOtros

En este artículo: AntropologíaCubaRacismo

11 noviembre 2011

Entrevista al Dr. Antonio Julián Martínez Fuentes

Investigador Titular de la Facultad de Biología. Universidad de La Habana.

Rosa María de Lahaye Guerra.- Profesor ¿podemos hablar con los amigos de NosOtros sobre el concepto de raza que manejan ustedes desde la antropología biológica?

Antonio Julián Martínez Fuentes.- Bueno, los descubrimientos paleoantropológicos confirma la hipótesis que el hombre moderno surgió en África hace más de 150 000 años, sus características le permitieron salvar numerosos obstáculos y fue progresivamente colonizando el resto de los continentes. Al tiempo que ocurría esta expansión geográfica tuvo lugar un proceso no menos complejo de diversificación morfológica y fisiológica derivado de la adaptación a los diferentes ambientes que iba conquistando y, surgía así una aparente paradoja: todos los seres humanos somos muy parecidos pero al mismo tiempo muy diferentes.

Por otra parte, las simples y cotidianas observaciones nos permiten aproximarnos a las múltiples variaciones morfológicas presentes en nuestra especie. Estas las apreciamos en la estatura, el peso, el color de la piel, la textura del cabello, los rasgos faciales, entre muchas otras, cuando comparamos individuos en nuestra propia población y son muy evidentes al contrastar personas nativas de los diferentes continentes. En este punto, nosotros partimos de la aseveración que tales diferencias reflejan el proceso de adaptación evolutiva de poblaciones geográficamente diversificadas a sus hábitats y no son, para nada, pruebas de la existencia de razas en nuestra especie.

R.M.L.G.– Profesor, y ¿cómo se establece la conocida clasificación de la variación humana?

A.J.M.F.– Déjame hacer un poco de historia para que se comprenda el proceso. Los viajes colombinos a finales del siglo XV marcan el inicio de la expansión europea a prácticamente todo el mundo. Europa toma conciencia de la gran diversidad de hombres y culturas que antes no conocía. Ese nuevo panorama estimuló en las mentes más ilustradas el estudio de este fenómeno de diversidad, sin escapar enteramente a la influencia que la empresa de la conquista y colonización suponían a la percepción de lo diferente, como algo ubicado en el plano inferior.

Uno de los naturalistas más ilustres de la segunda mitad del siglo XVIII, el sabio francés George-Louis Leclerc, conde de Buffon (1707-1788) escribió “Los hombres difieren desde lo blanco a lo negro, en cuanto a color, desde lo doble hasta lo sencillo, en cuanto a estatura, gordura, ligereza, fuerza, etc.” Y apuntaba “son variaciones de la naturaleza que proceden de la influencia del clima y del alimento”.

Buffon fue de los primeros en aplicar el término raza a las variaciones somáticas que observó entre las personas, hasta entonces era empleado para referirse casi exclusivamente a los animales.

Linneo (1707-1778), el gran naturalista sueco, primer gran clasificador de animales y plantas, colocó a todos los seres humanos en la especie Homo sapiens. Para Linneo la especie se subdividía en 4 subespecies (a las que no llamó raza): Homo sapiens americanus (indígenas americanos): piel de color rojizo o cobrizo, cabello liso, negro y grueso; Homo sapiens europeus: blancos, sanguíneos y musculosos, pelo rubio y rizado, ojos azules; Homo sapiens asiaticus: de color amarillento, cabello negro, ojos oscuros. Homo sapiens afer (africano), negros y de piel aterciopelada, nariz aplastada y labios abultados.

El anatomista alemán Johann Friedrick Blumenbach (1752-1840), considerado fundador de la Antropología física, propuso dividir la humanidad según el color de la piel, en cinco variedades, a cada una de las cuales les dio el nombre de raza, Las cinco razas de Blumenbach fueron: Caucásica o blanca; Mongólica o amarilla, Etíope o negra; Americana o roja y Malaya o parda.

Desde entonces comienza a enraizarse la idea de la división de la humanidad en cierto número de razas, contribuyendo así a un esquema que sirvió, en gran medida, al fomento de los prejuicios raciales y el racismo.

A partir del siglo XVII y hasta hoy, muchos hombres de ciencia y de letras admiten y fundamentan la división de la humanidad en un cierto número de razas, incrementándose profusamente los intentos por ubicar a cada ser humano en un grupo particular a partir de elementos tales como: color de la piel, forma de la cara, tipo de cabello, color de los ojos, tipo de labios, proporciones corporales, etc. Comenzó así la elaboración de un catálogo de las variaciones físicas humanas a través del planeta. Surge un sinnúmero de clasificaciones, eminentemente tipológicas, sustentadas en la opinión de que todos los miembros de una raza participan de su esencia y poseen sus características típicas.

R.M.L.G.– ¿Hasta qué punto es válido ese concepto de raza biológica?

A.J.M.F.– Los procedimientos de clasificación racial en el hombre no se han detenido, incluso, conocemos una vasta literatura que apoyándose no solamente en los rasgos morfológicos habituales, sino también en características bioquímicas, inmunológicas, fisiológicas, y genéticas, argumenta un número tan variable de razas que va desde 3 hasta 400. Imagínate. Muchas de ellas incoherentes y hasta contradictorias debido a varias razones: los rasgos, o combinaciones de ellos que se adoptan para clasificar; el grado de jerarquía o importancia que se le da a cada uno de ellos, y las técnicas o métodos que se utilizan en su procesamiento y análisis.

Si bien durante mucho tiempo el concepto de raza biológica fue algo incuestionable, y fue el sentido y eje central de la antropología, en la actualidad ya no goza de tal aceptación. Hoy la terminología racial y los sistemas de clasificación raciales están desapareciendo gradualmente de la literatura científica y de los programas de investigación en antropología biológica. Un estudio que realizamos entre especialistas de 13 países, incluyendo Cuba, mostró que el 65,7% de ellos no lo considera válido para la especie humana.

La tendencia creciente al re-examen crítico del concepto es totalmente válida, no exclusivamente por sus implicaciones científicas sino, por el impacto que debe tener en la presunta base de ideologías racistas y xenófobas. El debate actual refleja la no existencia de consenso entre especialistas sobre la validez o utilidad de éste.

http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/11/11/existen-o-no-las-razas-humanas/#.WQAMcPmGOM9

SILOGISMO CONTRAFÁCTICO. SEGUNDA ÉPOCA. VIGÉSIMO CUARTO PROGRAMA


Redacción Popular


El 15 de noviembre de 2016 se realizó el vigésimo cuarto programa de Silogismo Contrafáctico. En esta ocasión fue entrevistado el economista Horacio Rovelli (foto) para hablar de los aspectos económicos de la Guerra de las Malvinas. 

Primera parte desde:


Cuarto segmento desde


Fragmento final desde

Esto no es un testamento


Esto no es un testamento 
Por Tomás Borge


Voy a morir 
entre miradas 
y azucenas limpias 
mientras las nubes se abren 
y las manos se estrechan

Voy a morir 
cuando las campanas 
repiquen colibríes 
como Dios me echó al mundo 
y solo 
igual que un martillo

Voy a morir
Sin embargo 
esto no es un testamento
Es un buey cargado de venados 
una chispa
para que ardan
los pectorales

Voy a morir
con la columna vertebral 
intacta
con los nudillos 
maltratados
y sin huellas en las rodillas

Voy a morir
Quiero ser un recuerdo 
pequeño como un grillo 
grande como un limón 
Seré sólo un circulo 
una caricia lenta

Voy a morir
sigan ustedes
que la vida es hermosa 
Es un animal en celo
la gran fiesta 
verdadera

Voy a morir
para seguir viviendo

Tomás Borge, "Poesía clandestina reunida", Lima, 2014.

lunes, 24 de abril de 2017

LA VERDAD DE VENEZUELA, el supuesto autogolpe y las garras del imperio


LA VERDAD DE VENEZUELA, el supuesto autogolpe y las garras del imperio
Carmen Bohórquez / Carlos Fazio

El golpe de Estado en Venezuela no lo ha dado el Presidente Maduro sino que lo viene dando la nueva Asamblea Nacional desde su instalación el 5 de enero del 2016, cuando su presidente afirmó que en 6 meses sacaría del gobierno a Nicolás Maduro. Pasados los 6 meses sin lograr consumar su propósito, en octubre de 2016 la Asamblea Nacional acordó realizar de manera ilegítima un juicio político al Presidente Maduro; juicio que se realizó en una sola sesión y por el cual decidió su destitución y la convocatoria a elecciones en 30 días. En ninguno de los dos casos ni la prensa internacional ni la OEA ni el Departamento de Estado se hicieron eco de tan evidente ilegalidad.

El último golpe de Estado por parte de la Asamblea se consumó el 9 de enero de 2017, al ésta declarar abandono del cargo por parte del Presidente de la República y su desconocimiento como tal, contraviniendo el hecho público y notorio de que éste se mantenía y se ha mantenido trabajando día y noche en Miraflores. Tampoco en esta ocasión hubo pronunciamiento alguno de parte de la OEA, del Dpto. de Estado ni de ningún otro gobierno.

Cabe señalar que en Venezuela existen 5 poderes: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano, que funcionan de manera independiente y autónoma, pero que la Constitución establece inteligentes contrapesos para que ninguno de ellos avasalle a los otros. En todo caso, el régimen político NO es Parlamentario, sino Presidencial: el Presidente es el Jefe de Estado y el Jefe del Gobierno, y le compete en exclusividad fijar la política exterior. 

Igualmente es preciso aclarar que el Parlamento no tiene potestad ninguna para destituir, y menos en una sola sesión y sin juicio previo a ningún otro de los poderes constitucionales, como lo ha pretendido hacer la actual Asamblea Nacional con el Presidente de la República, el Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia.

La única instancia a la que deben obedecer todos los poderes es la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, que es "el máximo y último intérprete de la Constitución" y sus interpretaciones son vinculantes para el Tribunal Supremo como un todo y para el resto de los poderes. (Art. 335 de la Constitución Nacional).

Compete también a esta Sala el declarar la nulidad de los actos emanados de cualquiera de los poderes que colidan con la Constitución y suplir las omisiones del legislador cuando haya dejado de dictar las normas o medidas indispensables para garantizar el cumplimiento de la Constitución (Art 336).

A pesar de todo esto, la actual Asamblea Nacional, desde su instalación el 5 de enero de 2016 se asumió a sí misma como el único poder autónomo y se atribuyó ilegalmente la potestad de decidir por encima de los otros 4 poderes. En función de este autoatribuido e inconstitucional poder decidió, en julio de 2016 juramentar, en actitud prepotente y bajo la falsa afirmación de que la Asamblea era el poder supremo y no tenía por qué obedecer dictamen alguno de ningún otro poder, a 3 diputados cuya elección fue impugnada por fraude electoral comprobado y anulada como tal por el Consejo Nacional Electoral.

Fue ante esta reiterada situación de absoluta rebeldía e ilegalidad que el Tribunal Supremo de Justicia declaró en desacato constitucional a la referida Asamblea Nacional, así como determinó que mientras la situación de incorporación ilegal de estos tres diputados no fuera corregida todos los actos, acuerdos o leyes promulgadas por la Asamblea Nacional resultaban nulas de toda nulidad. 

En virtud pues de esta situación de inconstitucionalidad en la que se ha puesto la Asamblea Nacional y de que esta situación ha mantenido al país en un limbo jurídico por más de un año y de que muchos acuerdos internacionales que requieren la aprobación del Parlamento y que son de absoluta necesidad para combatir la actual crisis económica, no han podido ser enviados a dicha Asamblea por mantenerse arbitrariamente en desacato, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia tomó la decisión de suplir aquellas funciones de la Asamblea Nacional que son imprescindibles para asegurar el Estado de Derecho y la vida económica del país. Suplencia que declaró en el mismo acto que se mantendría hasta tanto la Asamblea saliera del desacato retirando formal y legalmente a los 3 diputados cuya elección no es reconocida por el Consejo Nacional Electoral.

A imitación del constitucionalismo europeo, cuando hay un conflicto constitucional entre poderes el Tribunal Supremo puede asumir competencias del Parlamento en los casos en que fuera necesario. Hasta Donald Trump ha tenido que asumir las decisiones recientes del Tribunal Supremo norteamericano. 

Hasta aquí la situación legal y de desacato inconstitucional tal como ha acontecido. 

Una vez producida la referida sentencia respecto a la suplencia temporal de algunas funciones de la Asamblea Nacional, la Directiva y los parlamentarios de oposición que conforman la mayoría en dicha Asamblea declararon de inmediato que con la decisión de la Sala Constitucional del TSJ de asumir funciones del Parlamento, Nicolás Maduro había consumado un golpe de Estado. Dando por supuesto que Maduro controla todos los poderes y reafirmando su tesis de que en Venezuela rige una Dictadura. La pregunta lógica que uno se hace es que si aquí hay una dictadura y si Maduro controla todos los poderes, ¿qué necesidad tiene entonces Maduro de dar un autogolpe de Estado?

Pero como la lógica y la verdad son hoy realidades totalmente ausentes del discurso de la derecha, de inmediato y casi simultáneamente, la derecha internacional e imperial saltó denunciando el autogolpe de Estado dado por el Presidente Maduro y exigiendo una intervención inmediata en Venezuela. 

Teniendo estos antecedentes en cuenta, la verdad es que no hay golpe de Estado puesto que no hay desplazamiento del Poder Legislativo ni destitución de ningún legislador ni disolución del mismo, como de manera facciosa fue manejado por las corporaciones mediáticas y por los gobiernos de derecha implicados en la conspiración. Técnicamente el TSJ sólo estaba asumiendo de manera accidental y coyuntural las funciones de la AN para cubrir el vacío legal producido por más de un año de ausencia de la AN por autoanulación y desacato a la sentencia que lo obliga a la desincorporación de los 3 diputados que la directiva anterior, en actitud prepotente, juramentó bajo la falsa afirmación de que la Asamblea era el poder supremo y no tenía por qué obedecer dictamen alguno de ningún otro poder. 

Por otra parte tampoco era un golpe de Estado porque de hecho el Parlamento puede volver autónomamente a sus plenas funciones en sólo dos días, si quisieran, con tan sólo desincorporar a los 3 diputados impugnados y salir del desacato. Todo lo demás es parte de la misma estrategia del Dpto. de Estado de satanizar al gobierno bolivariano y justificar la intervención.

Finalmente, la situación fue resuelta de inmediato y constitucionalmente gracias a que el Presidente Maduro, en uso de sus atribuciones, convocó a una reunión inmediata del Consejo de Seguridad Nacional, que agrupa, entre otros, a los presidentes de los 5 poderes. Dicho Consejo acordó por unanimidad solicitar a la Sala Constitucional que revisara sus sentencias respecto a la Asamblea Nacional con el objeto de garantizar la prevalencia de los 5 poderes y buscar que la Asamblea corrigiera su desacato. Y así fue decidido por la Sala Constitucional. Vale subrayar que el Presidente de la Asamblea Nacional fue convocado a esa reunión y no quiso asistir. No obstante ello, la oposición se niega a reconocer que la situación fue subsanada legalmente en aras de la armonía de poderes y sigue sosteniendo pública e internacionalmente la tesis del golpe de Estado dado por Maduro y tomándolo como bandera, ha iniciado de nuevo una campaña agresiva y violenta de manifestaciones diarias que al igual que en el 2014 ha comenzado a producir decesos de inocentes, a incendiar o destrozar bienes públicos, atacar centros de salud, impedir el tránsito, mientras agrede de todas las formas posibles a los cuerpos de seguridad buscando la reacción de éstos y obtener la FOTO con la que le demostrarán al mundo que el agresor y violento es el gobierno venezolano.

Venezuela, Estados Unidos y la OEA

Ninguna de estas decisiones ni el hecho más que comprobado del estado de rebeldía en que se ha colocado la Asamblea Nacional y la desmedida y confesada búsqueda del poder total en Venezuela por parte de la oposición venezolana, que desde hace 18 años viene conspirando contra la revolución bolivariana, como ha sido público y notorio, ha incidido ni un ápice para detener el ataque internacional, comandado por Estados Unidos contra la Venezuela bolivariana, sino que al contrario lo ha exacerbado pensando en que ha llegado el momento de acabar con toda experiencia revolucionaria en Nuestra América y que la caída de Venezuela es imprescindible para lograrlo.

Los hechos se han precipitado luego de la desaparición física del Comandante Hugo Chávez y la elección de Nicolás Maduro como Presidente. Hoy la salida golpista en Venezuela es asumida abiertamente por Estados Unidos; primero a través del Decreto Ejecutivo de Obama, que declara a Venezuela una “amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad de los Estados Unidos” y auspiciada ahora por la administración de Donald Trump a través de su añejo instrumento político-ideológico de la guerra fría, la Organización de Estados Americanos (OEA).

A partir de la victoria de Maduro, y apoyado por el Pentágono y el Departamento de Estado de Estados Unidos −y su mascarón de proa, la Organización de Estados Americanos−, el plan golpista denominado “La salida” ha venido ensayando distintas modalidades de la guerra no convencional (o asimétrica), incluidos el terrorismo mediático, la desestabilización económica y la violencia callejera de las guarimbas, para desplazar al presidente legítimo, Nicolás Maduro, del gobierno.

Tras ser declarada en desacato por el TSJ, la Asamblea Nacional se declaró en rebeldía, negándose a cumplir su función legislativa, y con apoyo de congresistas de la ultraderecha de Estados Unidos como el senador Marco Rubio y del secretario general de la OEA, Luis Almagro, ha buscado asumir las funciones del Poder Ejecutivo, lo que a todas luces sí constituye un golpe de Estado.

Luis Almagro y la larga mano de Washington

La conjura mediática contra el proceso que encabeza Nicolás Maduro, se dio en el marco de las renovadas acciones conspirativas de Luis Almagro y sus jefes en el Departamento de Estado y el Pentágono –que responden hoy al presidente Donald Trump−, quienes han logrado articular a un grupo de presidentes y cancilleres de países miembros del organismo con el objetivo de echar a andar, de manera escalonada, las medidas intervencionistas y coercitivas previstas en la Carta Democrática Interamericana, lo que podría derivar en un bloqueo, sanciones y una eventual suspensión de Venezuela como Estado parte, como fase previa que “legitime” una intervención militar multilateral bajo la tutela de Washington, por razones “humanitarias”.

Desde su llegada a Washington en marzo de 2015, la gestión de Luis Almagro ha logrado rescatar y hacer prevalecer nuevamente el verdadero espíritu injerencista del organismo hemisférico, aquel que en enero de 1962, cuando la conjura contra Cuba en Punta del Este, Uruguay, llevó a que la OEA fuera definida por el diplomático cubano Raúl Roa −“el canciller de la dignidad”− como Ministerio de Colonias de Estados Unidos.

Ya entonces Almagro figuraba en los planes del Pentágono como motor de lo que sería la segunda fase de la operación “Venezuela Freedom”, a ser instrumentada el año siguiente (2016) por el jefe del Comando Sur, almirante Kurt Tidd, sucesor en el cargo del general John Kelly, actual secretario de Seguridad Nacional de la administración Trump.

Fue el propio Kelly, quien, ante un comité del Senado estadunidense, expuso el 12 de marzo de 2015 que la primera fase de la operación “Libertad Venezuela” había conseguido parte de sus objetivos, al lograr generar una situación de caos y desestabilización política en el territorio venezolano, combinando acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada, etapa que incluyó las guarimbas con su medio centenar de muertos, los asesinatos selectivos, sabotajes contra instalaciones estratégicas y acciones paramilitares en la frontera colombo-venezolana.

En noviembre siguiente Almagro recibió en la OEA a Lilián Tintori, esposa de Leopoldo López, encarcelado en Venezuela por ser uno de los principales instigadores del plan golpista “La salida”, que en 2014 causó 43 muertos y 900 heridos, con lo que tácitamente se inscribía en el cronograma del Pentágono dirigido a derrocar a Nicolás Maduro.

La prueba fehaciente de su viraje político –hasta entonces Luis Almagro había corrido con bandera de “izquierdista” por ser el canciller del ex presidente de Uruguay, José Mujica, quien además lo promovió a la secretaría de la OEA−, fue cuando su nombre apareció en un “papel de trabajo” del almirante Tidd, fechado el 25 de febrero de 2016.

Diseñado por la llamada “comunidad de inteligencia” e inscrito en la estrategia de rollback −de dominio y vuelta atrás−, el informe afirmaba haber “convenido” con Almagro la aplicación de la Carta Democrática de la OEA contra Venezuela, en el marco de la Guerra de Espectro Completo elaborada en junio de 2000 por la Dirección de Políticas y Planes Estratégicos del Ejército de Estados Unidos (ver Documento Joint Vision 2020), que es la matriz doctrinaria de todos los manuales y proyectos de Guerra No Convencional desarrollados hasta el presente contra el proceso revolucionario bolivariano y otros países del área con gobiernos progresistas.

Según la propia descripción del almirante Tidd, la estrategia subversiva estaba siendo ejecutada por agentes encubiertos del Comando de Operaciones Especiales, la Fuerza Conjunta Bravo, con asiento en la base de Palmerola (Soto Cano), en Comayagua, Honduras, y la Fuerza de Tarea Conjunta Interagencial Sur (inteligencia), y era concebida como una “operación de amplio espectro, conjunta y combinada” que contemplaba una “fase terminal” hacia julio-agosto de 2016.

Para ello, el plan requería del posicionamiento mediático de que en Venezuela existía una “crisis humanitaria” (por falta de alimentos, medicamentos, agua y electricidad) y una matriz de opinión que manejara a nivel internacional el escenario de que el país estaba “cerca del colapso” y de una “implosión”.

Sustento de las guerras asimétricas o híbridas y los “golpes blandos” o “institucionales” de nuestros días (como el golpe de Estado parlamentario-judicial-policial-mediático contra Dilma Rousseff en Brasil), la doctrina de espectro completo −citando a Tidd− emplea “recursos diplomáticos, de información, militares, económicos, financieros, de inteligencia y jurídicos”, y echa mano de grandes corporaciones y lobbys empresariales, operadores políticos de la derecha internacional y sus intelectuales orgánicos, actores no estatales (ONGs), jerarcas de la Iglesia católica y agrupaciones estudiantiles.

Como denunció Marcos Roitman, el centro de maniobras en el terreno es la embajada de Estados Unidos en Caracas. Hasta allí llegan agentes de inteligencia estadunidenses desplegados en América Latina a coordinarse con Tenny Spith, militar de alto grado, perteneciente a la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA), y Rita Buck Rico, adscrita a la sección de asuntos políticos de los servicios exteriores.

Pero como la guerra psicológica es un componente esencial de los conflictos asimétricos (toda intervención internacional es precedida por una guerra mediática), a través de la Agencia de Inteligencia para la Defensa (DIA), el Pentágono ha logrado articular en la etapa una vasta plataforma comunicacional (TV, circuitos radiales, prensa escrita, redes digitales) desde donde lanza campañas de intoxicación desinformativas (terrorismo mediático, propaganda negra y bullying permanente) contra Venezuela.

Es en ese marco que hay que inscribir el papel de Almagro como peón de Washington, que cobraría vuelo a partir de mayo de 2016, cuando en vísperas de la 46ª. Asamblea General de la OEA calificó a Maduro como “dictadorzuelo” e intensificó sus labores de cabildeo con la finalidad de echar a andar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana contra Venezuela.

Desde entonces Almagro, de la manera más insolente, mentirosa, descarada, y absolutamente parcializada con la oposición venezolana al punto de sólo reunirse con sus dirigentes, asumir como propios todos sus argumentos contra Maduro y la revolución bolivariana, y contradiciendo en todas sus partes sus funciones de Secretario General de una Organización de ESTADOS, no de parcialidades políticas, se ha dedicado a una campaña internacional recabando apoyos y ejerciendo presiones y hasta violando el propio reglamento interno de la OEA para precipitar la aplicación de la Carta Democrática Interamericana y la expulsión de Venezuela de la OEA, lo que dejaría la puerta abierta para una intervención militar e inmediata de Estados Unidos en nuestra patria.

Sabemos además que pululan los mercenarios nacionales e internacionales que trabajan para empujar a Venezuela hacia a una guerra civil, creyendo que tras la catástrofe serían ellos los llamados a controlar las cuantiosas riquezas de Venezuela, o al menos compartir las migajas que le dejen los grandes emporios transnacionales. Pero se equivocan, el pueblo venezolano hoy hace suyas las palabras pronunciadas por el Libertador Simón Bolívar ante la amenaza de John Irvine, representante de los Estados Unidos: "Mire, en cuanto a sus amenazas, sepa usted que aquí en Venezuela en 10 años de guerra, ha muerto la mitad de nuestros compatriotas, y nosotros, los que aquí quedamos, estamos ansiosos por correr la misma suerte, si tuviéramos que morir todos enfrentando al mundo entero".

Entretanto el Presidente Maduro sigue manteniendo su llamado reiterativo al diálogo, que es la única vía racional de resolver los problemas. Esa debería ser la tarea de los diferentes gobiernos del mundo que tanto “interés” demuestran por Venezuela, sin entrar a detallar su propia situación interna que los descalifica absolutamente para erigirse en jueces de los demás. Sólo una fuerte opinión pública desprovista de intereses neocoloniales o mercenarios, sino por el contrario amante de la justicia, de la verdad, de los valores éticos, del respeto a las soberanías de los pueblos y de los Estados, defensora de los derechos humanos, solidaria con las luchas de los pueblos que buscan construir un mundo donde la persona humana y no el dios dinero sea el centro, podrá erigirse como un muro de contención que impida la ya declarada invasión.

Es necesario apoyar fuertemente el Diálogo. Es necesario sostener y defender a la Comisión de Diálogo creada por Unasur a instancias del gobierno venezolano en la que participan el ex–Presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, el ex–Presidente de República Dominicana Leonel Fernández, el ex–Presidente de Panamá Martín Torrijos y un delegado especial del Papa Francisco, cuya preocupación y buenas intenciones nadie puede poner en duda. 

Necesitamos igualmente hacer expresa la solidaridad de los pueblos del mundo. Este 19 de abril, en que se conmemoran 207 años del establecimiento de nuestro primer gobierno autónomo, se realizará una JORNADA MUNDIAL DE SOLIDARIDAD CON VENEZUELA y esperamos que ese día se haga público y expreso el acompañamiento solidario y combativo de todos los hombres y mujeres que en el planeta trabajan y sueñan con un mundo mejor.

Carmen Bohórquez / Carlos Fazio

17 de abril de 2017

POST SCRIPTUM

Hoy, 24 de abril, es necesario agregar algunos hechos importantes que han sido ocultados o tergiversados por los monopolios mediáticos implicados en la permanente conspiración contra el gobierno y el pueblo bolivariano. En primer lugar, destacar que lo que se vendió como la “madre de todas las marchas” jamás realizadas en Venezuela y que además pondría fin al gobierno de Nicolás Maduro, se dio pero en sentido inverso al que aspiraba la oposición. Si bien ese día ellos concentraron un gran número de personas, cuyas imágenes han dado la vuelta al mundo, la “madre de todas las marchas” de ese día fue la del chavismo, que volvió a llenar 8 avenidas, incluyendo la icónica Avenida Bolívar, como en los mejores tiempos de Chávez. Por supuesto ninguna imagen de esa monumental marcha fue replicada por la gran prensa, como igualmente se ocultó el fracaso del plan golpista previsto para ese día, pues la gran presencia del chavismo en la calle mostró de nuevo el músculo del gran apoyo popular que tiene el gobierno; ese que la oposición asegura que tiene apenas un 7 % de seguidores.

Este fracaso, sin embargo, lejos de hacer recular a la oposición y aceptar el diálogo al que permanentemente llama el Presidente Maduro, los ha hecho apelar al recrudecimiento de la violencia utilizando para hecho la contratación de grupos paramilitares y del hampa común para fortalecer la imagen que ellos necesitan mantener, exagerar y difundir a nivel internacional del gobierno venezolano. Me explico. Habiéndose comprobado que la fuerza de la oposición está casi exclusivamente en el exterior y que sólo una intervención militar puede sacar a Maduro del poder tan rápido como ellos lo requieren, su objetivo primordial en este caso es perfeccionar la imagen de “una dictadura sangrienta y totalitaria” capaz de los crímenes más atroces, violadora de todos los derechos humanos y que se mantiene sólo por la fuerza de una gran y violenta represión; con lo cual la mesa queda servida para una intervención humanitaria de Estados Unidos.

Este plan implica achacarle al gobierno bolivariano mediante una inteligente campaña mediática, en particular a través de las redes sociales, cuanto asesinato, saqueo de negocios privados, ataque a centros médicos y hospitalarios (si son de niños mucho mejor), incendio de instituciones públicas, destrucción de unidades de transporte, etc., se realice en urbanizaciones o barrios de Caracas y del interior del país. Intentan crear con los saqueos una insurrección popular que nunca logran y justificar los ataques a instituciones públicas, como reacción de los jóvenes marchistas ante la cruel represión que ejercen las fuerzas del orden. La palabra “represión” es el leit motif de todas las coberturas de prensa. El uso de gases lacrimógenos utilizados por todas las policías del mundo para controlar alteraciones del orden público, en Venezuela es signo de cruel represión y una medida del gobierno para impedir el derecho a la manifestación pacífica. Ocultan por supuesto que nunca sus marchas se atienen a la ruta autorizada sino que siempre intentan avanzar hacia el Palacio de Miraflores o hacia donde están las fuerzas del orden que, como en todas las ciudades de mundo deben proteger y asegurar que el resto de los ciudadanos puedan transitar libremente y realizar sus actividades cotidianas. Varios registros audiovisuales han comprobado en primer lugar, la alta carga de agresividad de los manifestantes contra las fuerzas del orden buscando sacarlos de sus casillas y obtener las fotos que tanto les demandan desde los grandes medios; así como también se ha documentado la relación de los líderes de la oposición con los encapuchados que retan y atacan a las fuerzas del orden, aunque esas pruebas nunca las verá usted por CNN, BBC, Caracol, El Tiempo, etc.

Finalmente, lo más doloroso ha sido, además de decenas de civiles, policías y Guardias Nacionales heridos, las 21 muertes provocadas por estas “marchas pacíficas” y lo más asombroso es el descaro de sus dirigentes para evadir toda responsabilidad en las mismas. Por el contrario y apegados al guión de que ellos son ángeles que simplemente luchan pacíficamente por liberar a Venezuela de la cruel dictadura, todas esas muertes son responsabilidad del gobierno porque no se deja tumbar. Sólo en 3 muertes han estado involucradas fuerzas del orden, algunas sin motivación política. Otras muertes han sido causadas en disturbios generados por las bandas paramilitares y el resto, crímenes cometidos por militantes de oposición en su afán de acabar con el chavismo. Ayer nada más, murió una señora, tras varios días de agonía como consecuencia de un traumatismo cráneo encefálico producido por una botella con agua congelada que le fue lanzada desde el balcón de un apartamento por un opositor que cumplía con las instrucciones que le habían dado de “eliminar” chavistas lanzándoles “hasta materos”.

domingo, 23 de abril de 2017

Así fue la toma del Fortín de Acosasco en la insurrección el 7 de julio de 1979 en León, Capital de la Revolución Sandinista


Todo un pueblo en León, Nicaragua, participó en la insurrección los primeros días del mes de junio del 1979 en contra la tiranía Somocista. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

HISTORIA y REVOLUCIÓN:
Así fue la toma del Fortín de Acosasco en la insurrección el 7 de julio de 1979 en León, Capital de la Revolución Sandinista
Por Dick & Miriam Emanuelsson, Resumen Latinoamericano

¡A restaurar el Fortín y reconstruir para que las nuevas generaciones no olviden la historia de un pueblo heroico!

En este reportaje desde “La Capital de la Revolución”, la ciudad de León, liberada 12 días antes de la victoria, los reporteros Dick & Miriam Emanuelsson conversan con ex combatientes sandinistas. Ellos participaron en la insurrección de la segunda ciudad de Nicaragua así como en la liberación de León y el emblemático Fortín de Acosasco. El Fortín fue un centro de tortura, impenetrable por su posición geográfica y topográfica excelente de punto de vista militar. Ahí fueron torturados, interrogados y ejecutados centenares de presos sandinistas por la Guardia Somocista.

Hoy, la tarea que se han puesto estos veteranos guerrilleros, es restaurar el Fortín para que sirva como un visible monumento y museo para esta y próximas generaciones de jóvenes nicaragüenses.

Desde el Fortín Acosasco se tiene una vista a todos los flancos y una posición excelente para combatir al enemigo que viene del Mar Pacífico. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

LEÓN, NICARAGUA, 7 DE JULIO DE 1979: Metro por metro avanzan las columnas guerrilleras hacia el inexpugnable Fortín de Acosasco. Paralelamente va con velocidad lenta un equipo móvil de la emisora Radio Venceremos, órgano oficial del Frente Sandinista de Liberación Nacional. El encargado de la radio, Edmundo Icaza toma el micrófono y con una voz jadeante narra en directo el avance de la guerrilla a través de la frecuencia de onda corta de la radio, contando que faltan pocos metros para llegar al Fortín en donde la Guardia escapa pero es perseguida por los guerrilleros del Frente Sandinista.

DESPUÉS UN MES DE COMBATES callejeros en León al fin los habitantes pudieron salir a las calles para festejar, pero también para exigir castigo a los verdugos sanguinarios del pueblo. Una de las peores dictaduras de Latinoamérica, la dinastía Somocista, había llegado a su fin. Fue una dictadura creada y respaldada por los gobiernos de turno de los Estados Unidos. En su ”Hoja de Vida” se registraba el asesinato en 1936 del Héroe Nacional Augusto César Sandino. Más de 50.000 nicaragüenses habían sido asesinados por esa Guardia Nacional que fundó EE.UU. bajo el mando del primer Somoza: Anastasio ”Tacho” Somoza García.

El último baile de Somoza en León

Pasaron 20 años desde el asesinato de Sandino. El reloj marcaba las 23.20 el 21 de septiembre de 1956. El Partido Liberal Nacionalista (PLN) festejaba que había lanzado nuevamente a Somoza como su candidato presidencial, un hecho netamente formal en un país en donde el Dictador se vestía en ropas democráticas. Somoza se movía alegremente en el baile en la “Casa del Obrero” en León donde se había efectuado el proceso de la postulación del Dictador al tono de la música del “Caballo Negro”. Lo que no vio o no notó fue el joven poeta de 28 años, Rigoberto López Pérez, que se había levantado de su silla y se acercaba a Somoza con una sonrisa cuando sacó su Smith&Wesson, de calibre 38 disparando cinco veces contra el Hombre de los Gringos que cayó mortalmente herido al piso.

El joven poeta Rigoberto López Pérez.


Anastasio Somoza y Jack Murphy, un congresista
estadounidense que estudiaba junto con Somoza
en West point.

EL HIJO, ANASTASIO SOMOZA DEBAYLE, fue el natural heredero del poder. A sus 10 años de vida fue enviado a Estados Unidos y su carrera fue coronada 1943, cuando a la edad de 17 años comenzó a estudiar en West Point, la Academia de Guerra de EE.UU.

Cuando la Revolución Sandinista se había convertido en un hecho indiscutible el 19 de julio de 1979, Anastasio huyó con la guaca del estado (el Banco Nacional) a Miami, lugar donde frecuentemente arriban los diferentes dictadores latinoamericanos cuando son derrocados por sus propios pueblos. Pero el presidente entonces, Jimmy Carter, sorprendió al mundo negando a Somoza asilo y un lugar tranquilo donde terminar sus días. El sucesor de Carter, el demócrata y ex presidente Franklin D Roosevelt, expresó una vez acerca de las críticas por las excelentes relaciones entre EE.UU y la dictadura de Somoza que “Tal vez Somoza sea un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”.

Para Somoza no hubo otra alternativa que la de volar donde su íntimo amigo en el Paraguay, el dictador militar general Alfredo Stroessner (1953-1989). Pero fue un exilio corto, porque el 18 de septiembre de 1980 el carro blindado de en el que viajaba con sus escoltas cayó en una emboscada en la capital Asunción, acción militar ejecutada por el movimiento argentino Ejército Revolucionario del Pueblo, ERP. La Dinastía Somocista ese día fue definitiva y literalmente enterrada.

Los restos del carro de Somoza después del "Bazukazo" en la capital paraguaya, acción armada ejecutada por el ERP.

El Fortín como defensa a los Piratas

EL SOL BRILLA Y CALIENTA SIN PIEDAD la mañana dominical cuando llegamos al Fortín de Acosasco. Fue el último bastión que la Guardia controlaba, prácticamente imposible de tomar. Fue construido 1889 por el entonces presidente conservador Roberto Sacasa. El motivo era defender León de los piratas que operaban en ambas costas de la “Cintura de América”. Con la dictadura somocista fue convertido en una base en donde los enemigos a la dictadura eran torturados y asesinados.

Con el triunfo del 19 de julio de 1979 el Fortín fue gradualmente abandonado y a partir de 1990 se convirtió en un escondite de ladrones. Las rejas de las celdas u otro tipo de hierro del Fortín fueron desmontadas y vendidas como chatarra. La humedad tropical invadió a los calabozos que fueron deteriorados.

EL AÑO 2012 EXCOMBATIENTES SANDINISTAS fundaron un grupo de trabajo que con el respaldo del alcalde y el concejo de León quiere restaurar el Fortín para mantenerlo vivo como un museo. Turistas extranjeros siempre nos preguntan sobre el Fortín. Pero faltan recursos económicos, dice Edgar Lanza Casas, ex combatiente del pelotón sandinista Abraham Zapata del barrio Zaragoza, cuando comenzamos nuestra excursión en el Fortín, construido como un triángulo.

– Nosotros nunca pudimos tomar el Fortín de Acosasco, era impenetrable. A partir del 3 de julio, cuando comenzó la insurrección o la ofensiva final que encabezó el Frente Sandinista, se intensificó el cerco al Fortín. La Guardia salió (del Fortín) por que la estrategia fue desabastecerlos, no permitir que les llegaran ni armas ni municiones o comida.

Omar Iglesias cuenta sobre el rol del Fortín durante su existencia. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.


Tomada la tenebrosa cárcel “la 21” y el Comando

Omar Iglesias, otro de los combatientes, cuenta que el plan militar del Frente Sandinista era dispersar a la Guardia Nacional en todo el país. En León fueron atacados al mismo tiempo los puntos estratégicos más importantes de la Guardia. Fueron El Comando de la GN, la cárcel “La 21”, el aeropuerto Godoy, el Banco Central y el Hospital. A la vez fueron colocados comandos sandinistas en la salida de las carreteras hacía la capital Managua, a la ciudad Chinandega y a la carretera que se dirigía hacia el Fortín. Los comandos tenían la tarea de emboscar los refuerzos enviados para aliviar la presión en los cinco puntos estratégicos y cercados en León.

– Todos esos puntos eran estratégicos y la Guardia no tenía por donde entrar porque estaban rodeados.

– Al principio de la insurrección tuvimos muchos muertos producto de la inexperiencia. Después vinieron compañeros con más experiencia y tuvimos un buen resultado. Y ahí la Guardia iba retrocediendo hasta que venimos y los hacemos recular a la “21” y el Comando (general de la GN). Llegó un momento cuando el 16 de junio de 1979, la Guardia abandona “la 21” y se viene para el Fortín. Lograron romper el cerco tanto de los “Terceristas” como los de “GPP” (dos de las tres “tendencias internas del Frente que en 1975 se había dividido pero se unió en la insurrección del 1978-79), subraya Omar y sigue su relato:

– El 20 de junio se da la liberación del Comando. Pero antes de eso tuvimos que perder algunas vidas valiosas de compañeros combatientes y también comandantes al mismo tiempo que habían estado con nosotros casi todo el tiempo de la insurrección. Entre muchos Vicente Patiño, un ecuatoriano conocido como “Ariel”.

Combatientes sandinistas en combate en una de las calles de León.

Adentro del Comando se encontraba en esos días de la confrontación militar el máximo jefe de la Guardia Nacional en León, el Mayor General Gonzalo Evertz, alias ”Vulcano”. Ante el hecho de la derrota militar, el general tomó civiles como rehenes y puso a los sandinistas ante un delicado problema; matar al general que estaba en medio de una multitud y arriesgar matar a civiles o permitir que se trasladara al Fortín. Se eligió la segunda alternativa. El general fue rescatado el 7 de julio por un helicóptero militar cuando el Fortín estaba totalmente cercado y los soldados de la Guardia Somocista huían hacia Puerto Sandino.


Ricardo Baltodano, que en el 1979 luchaba bajo el alias de “Lucas” era uno de los combatientes sandinistas que entró al Comando el 20 de junio. En un programa radial en el año 2001 decía:

“Los guardias habían hecho un hoyo en la pared del Comando, por cierto se las fui a enseñar a mis estudiantes de historia un día de éstos, y en la casa de al lado estaba la fosa, donde enterraron las armas y encima les pusieron los cadáveres. Cuando nosotros llegamos, ya estaban en descomposición; en ese momento estaban engusanados. A mí hasta me dio hepatitis por haber manipulado esos muertos.

Las armas estaban amarradas en moños. Yo puse los primeros moños en la camioneta y los Terceristas me los quitaban, y se dio un forcejeo entre la Dora María, “La China” y Mauricio. Yo me llevé unas ochenta armas. Me las llevé a donde un colaborador de Zaragoza y delegué a un combatiente de la Unidad de Combate Carlos Agüero, quien pasó varios días limpiándolas y armándolas. Luego me dieron la orientación de cómo se iban a repartir. El hedor no se les pegó tanto, porque estaban bastante engrasadas.

Ése fue el lote de la GPP, pues los Terceristas querían quedarse con todo. Sobre el propio lugar se dividen las armas. La China me las manda a dejar. Y luego regreso y me llevo a los guardias” [1].


Las destacadas mujeres combatientes

Al interior de la guerrilla sandinista se destacaron sobre todo las mujeres. Los combatientes que habían sido apostados en la falda de la montaña donde estaba ubicado el Fortín fueron comandados por la comandante guerrillea Leticia Herrera, alias “Miriam”. Andrés Lara, que en esos días tenía 18 años se recuerda esos días como fueran ayer cuando participaba en la toma del Fortín bajo el mando de “Miriam”:

– Venimos el 7 de julio (al Fortín) cuando la Guardia salía desbandada y la seguíamos. Pero aquí, dice y hace un gesto con la mano hacia las trincheras, la Guardia no dio lugar. Llegaron compañeros, tomaron posiciones pero la Guardia ya era aniquilada.

– Les tocaba de salir (los sobrevivientes guardias) del Fortín y los seguíamos, pese a los helicópteros y aviones dándonos balas hasta llegar a Puerto Sandino, unos 25 kilómetros del Fortín. Ahí estaban esperando unas pangas, barcos de la Guardia. Nosotros regresamos al Fortín.

Cuenta que había cascos y uniformes de guerra de la Guardia tirados ya que los guardias se dieron cuenta que el juego ya estaba perdido. Trataron de mezclarse con la población civil para evitar ser tomados como prisioneros de guerra. Lara hace un gesto con la mano, indicando un rincón al lado el muro del Fortín, donde había una fosa con cadáveres de toda clase de presos.

Andrés Lara tenía 18 años cuando participaba en la toma del Fortín. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

Dicen que aquí hay unos 50 guardias enterrados. . .

– No solo guardias sino también compañeros y luchadores políticos. Aquí los traían para asesinarlos.

¿Cuántos guardias permanecían apostados aquí?

– Eran por lo menos mil guardias. Esto era al mismo tiempo un lugar de tránsito, un lugar de descanso. Difícil decir exacto pero eran bastantes. Cuando el Frente los presionó salieron en desbandada. La liberación de este pueblo costó, a sangre y fuego se hizo.

¿Sentía mucho júbilo por que León estaba prácticamente liberada de la Guardia?

– Si, porque el Fortín era lo último que tenía la Guardia.

Video: “Aquí estaba la cárcel y aquí torturaban”


El Búnker del Fortín y la tortura

Es húmedo y refrescante cuando bajamos por la grada y entramos al Búnker del Fortín. Es totalmente redondo y contra las que fueron las paredes estaban las celdas de los presos políticos. Segustín Reyes Hernández, como guerrillero sandinista llamado ´William´, pertenecía a la Columna Carlos Manuel Jarquín y operaba en León y en otras partes del país con sus hermanos de guerra. Hace gestos con la mano para indicar las celdas y la pila en donde los verdugos de la Guardia Nacional metían sus víctimas en agua mezclada con sal para que la piel del preso se secara.

En el arduo trabajo para reconstruir el Fortín como un museo y lugar emblemático por la lucha heroica del pueblo sandinista, los entusiastas como Segustín y Omar han recopilado los nombres y apellidos de los presos que fueron traídos al Fortín, vivos y muertos. Son muchos.

Entre las historias rescatadas de la lucha contra la dictadura somocista figura el relato de como fueron encontrados 200 cuerpos de sandinistas o luchadores políticos que habían sido presos en el Fortín y que fueron ejecutados y enterrados en el terreno de un matorral en las cercanías del Fortín.

– Aquí al lado (del Fortín) estaba el Repollal, donde llevaban todos los chavalos que agarraban presos en León y ahí los mataban. Ahí mismo hacían el hoyo y “ruung” quedaba ahí, pues, dice Segustín.

Otros personajes como el poeta Guillermo Ramos, con 70 años de edad se recuerda también la época de los Somoza el gran terror de los días oscuros de “El Repollal”, como llamaban al montoso terreno alrededor del Fortín de Acosasco, “ya que cualquier preso que era enviado a ese lugar difícilmente regresaba con vida a su casa. Es más, nunca se sabía su paradero”, indica. Los asesinados quedaban al aire libre, y sus calaveras esparcidas por el terreno de lejos se miraban como repollos.



El ex alcalde de León, Dr. Rigoberto Sampson:

“Recuerdo que de chavalos hacíamos caminatas a la orilla del río y escuchábamos los desgarradores gritos de los presos que iban a ser ejecutados. Después de varios tiros, el silencio reinaba en el lugar y nosotros temerosos deteníamos el paseo”, dice.

En esta pila fueron colocados los presos en el agua y se aplicaba las corrientes de energía, como enseña Seguistín Reyes Hernández. FOTO. MIRIAM EMANUELSSON.

Las Celdas y las Pilas de la Tortura

Cuando entramos a las celdas una bandada de murciélagos casi nos choca con nuestras caras, los animales asustados por la inesperada visita. Tienen su escondite en las oscuras celdas donde eran trasladados los presos políticos antes de ser torturados o ejecutados.

En las celdas, dice Benito Lacayo, cabía según el ánimo de la Guardia.

– Me detuvo la Guardia Nacional en medio de la lucha de la guerra porque anduve en una misión. Los Guardias no estaban en sus cinco sentidos, sino bien drogados, con los ojos chinos. Y nos amenazaban; “¡Si los vemos otra vez los matamos”! Así reaccionaron por su carácter represor y de ejército interventor.

Llegamos a “La Pila”. Una angosta construcción, quizás 50 centímetros por cuatro metros y una profundidad de un metro. El agua entraba por una punta de la pila y salía por la otra. Adentro había cables de electricidad en donde los presos eran torturados. Los gritos estremecían a los demás presos en el Búnker.

Benito Lacayo del Grupo de Trabajo por la restauración del Fortín. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

La Pila de Salitre

A unos diez metros afuera el Búnker y en una ligera bajada desde la cocina del Fortín aparece “la Pila de Salitre”. El calor es sofocante este domingo. A medio día la temperatura llega a 35-38 grados. Segustín cuenta sobre cómo la Guardia torturaba a los presos en esta pila donde el agua llegaba hasta el cuello. Ahora está lleno de vegetación pero en esa época se llenaba con seres humanos.

– No solo la llenaban con agua sino también con sal. El sol ardiente y el agua mezclada con la sal secaba terriblemente el cuerpo del preso.

Video: Así se torturaba en el “Horno”


Internacionalista uruguayo y el Fortín

Vamos a la entrada del Fortín y a su lado izquierdo esta “El Horno”. En la distancia vemos que se ve como una terraza fundida en cemento con las medidas 6-7 metros largo y 1.20 metros ancho. Encima está escrito ¡“FSLN-VIVA LA REVOLUCIÓN”! En el medio de la terraza hay un hueco. Cuando nos acercamos vemos que tiene una entrada al lado izquierdo que era una “minicelda” con una altura máxima de no más de 70-80 centímetros. Es decir, era imposible de estar parado en lo que debería haber sido un terrible horno de tortura.

Nos acompaña Jorge Capelán, un internacionalista que a la edad de 14 años acompañó (en) 1976 su madre, una activista política, al exilio debido del golpe militar en el Uruguay, en junio de 1973. Llegaron a Venezuela pero cuando triunfó la revolución sandinista en julio 1979, llegaron a la tierra de Sandino. Un año antes que ganara 1990 la candidata del imperio estadounidense, Violeta Chamorro, Jorge arribó al sur de Suecia donde nos conocimos. Con la victoria nuevamente del sandinismo en noviembre del 2006, Jorge se preparó para regresar a lo que ha sido para él su segunda patria, Nicaragua. Trabaja con el portal de la emisora Radio la Primerísima desde León. Participa con entusiasmo en el proyecto de restaurar el Fortín como mueso.

Jorge Capelán, internacionalista uruguayo que en su tiempo Libre de la Radio la Primerísima se dedica a trabajar por la restauración del Fortín. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

El Horno de tortura

El sol ahora arde y en el cemento del “Horno” se pueden freír huevos. La camisa se siente como empapada y la mochila en la espalda con cámaras y cables está pegada como un chicle.

– No hacía falta estudiar marxismo para odiar al somocismo, dice y mira al hoyo donde los guardias metían a los presos.

– Yo no estuve en la insurrección, como los combatientes que quieren rescatar y reconstruir la Memoria de la guerra de liberación. Yo estuve en la otra guerra en contra los Contras. Era miembro de la Juventud Sandinista (JS 19 de Julio) pero estuve también en el Ministerio de Agricultura y del Ministerio de Educación. Trabajé casi todo el tiempo en zonas de guerra. En el municipio de Somotillo, cerca la frontera con Honduras y estuve movilizado varias veces en las Batallones de la Reserva.

Dice que había muchos latinoamericanos exiliados de diferentes países en Nicaragua en esa época. Con el triunfo de la Revolución, que en los últimos meses prácticamente fue reportado en vivo, sobre todo de un periodista mexicano, eso motivó a muchísima gente de moverse hacia Nicaragua. En esa época el Cono Sur era controlado por dictaduras militares en Chile, Bolivia, Argentina, Uruguay, Brasil y Paraguay. La perspectiva después de la arremetida terrible expresada en “Operación Condor”, era muy oscura. Pero con el triunfo sandinista en Nicaragua la gente comenzó a respirar lucha y combate en todo el continente latinoamericano.

– Yo conocí mucha gente que entró combatiendo, entre ellos uruguayos. Un joven venezolano solo de 16 años vino a Nicaragua para incorporarse. Y como a los tres meses vino la mamá para buscarlo, cuenta y tira una carcajada sobre la anécdota. Ilustra muy bien el impresionante entusiasmo y alegría popular en América Latina por el triunfo sandinista en esos años, a pesar de la Guerra de Intervención estadounidense a Nicaragua.

"El Horno", o mejor dicho; El Literal Infierno para el preso que fue sometido a las más bestiales torturas en el hueco donde la temperatura era hacia 90-100 grados. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

¿Se lo llevó al hijo?

– Si, si, se lo llevó. ¿”Que haces aquí, chico”? y se ríe otra vez.

– Aquí llegaba todo el mundo. En el centro de León llegó el famoso poeta Allan Ginsberg de Estados Unidos, recitando.

No quiere decir que esa euforia sea la misma en 2017, dice. Los retos hoy en día son enormes, todo un aparato cultural e ideológico bombardea a la juventud y al pueblo 24 horas al día, por supuesto que eso tiene defectos en la conciencia del pueblo, reconoce.

– Por eso el proyecto del Fortín es importante. No hay que olvidar que aquí hubo tres gobiernos neoliberales durante 16 años, gobiernos que intentaron abolir la historia. Un ministro de educación, Humberto Belli, trató de quemar las cartillas de la Alfabetización. Es la conciencia del Siglo XXI y el Siglo XXI es así, para bien o para mal. Pero es fundamental, si Nicaragua va a tener un desarrollo propio, que tenga una conciencia muy solida de su propia historia. La idea de este proyecto con el Fortín de Acosasco va un poco en ese sentido.

El ex combatiente sandinista Segustín Reyes Hernández, pertenecía a la Columna Carlos Manuel Jarquín del FSLN enseña nombres de sandinistas caídos en combate en la toma de León o asesinados por la Guardia en el Fortín.FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

EN UNA DE LAS PAREDES DEL Búnker están los retratos del Estado Mayor del FSLN en León, todos muertos antes del triunfo el 19 de julio de 1979. Al lado de ellos, una infinita cantidad de nombres y apellidos escritos con marcador en papeles grandes con los nombres de los mártires que dieron sus vidas en el combate por la liberación de Nicaragua del yugo fascista somocista.

– Era una guerra de todo un pueblo, subraya Benito cuando relata sobre las personas masacradas y tiradas en las calles de León, documentadas en fotos de fotocopias.

– La Guardia estaba rodeada en toda la ciudad. A las 5 de la tarde comenzaba una balacera tremenda, diariamente a partir del 4 de junio de 1979. La aviación, que era un Hércules, tiraba bombas de 500 libras (226,8 kilos) de fósforo blanco y unos Push-pull (Lockhead, EEUU) de dos colas que sí hacían más daño. Cuando teníamos armas más pesadas no se bajaban tanto pero era momentos de horror y no pocos compañeros murieron por eso.

Un Mueso de verdad

Benito Lacayo es el tercer ex combatiente del grupo del trabajo para la restauración del Fortín:

– Estamos en plática con todas las autoridades municipales y con la ayuda del comandante guerrillero David Blanco y la comandante guerrillera Leticia Herrera queremos buscar financiamiento del proyecto para restaurar el Fortín. Ahora se está haciendo un diseño para la restauración como era originalmente. La idea incluso es raspar todas las paredes para que aparezcan todos los presos que estuvieron aquí, tanto civiles, borrachos como presos políticos y ver cómo fueron torturados con electrochoques. (En las paredes los presos acostumbraban grabar sus nombres, pero muchos de ellos hoy en día están ilegibles, ocultos bajo capas de suciedad) Cuando se tomó el Fortín había unas sillas de tortura. En fin queremos un Fortín que muestre la lucha anticolonial y todas las luchas de León hasta 1979 cuando fue la última Batalla para la toma de esta fortaleza por el pueblo encabezado por el Frente Sandinista, cuenta durante el recorrido en el Búnker.

El sueño de Benito Lacayo u otros ex combatientes sandinistas en León es que el Fortín se vuelve a ser un museo de verdad. FOTO: MIRIAM EMANUELSSON.

– La actual generación y las futuras no saben mucho (de su historia). Porque desde el 1990 hasta 2006 la lucha del pueblo se tapaba por los tres gobiernos neoliberales; Violeta Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños. No hay que revivir la guerra para hacer la guerra sino revivir el pasado para no cometer los mismos errores, si no, los vamos a seguir cometiendo. Ese es el objetivo del museo y vamos a tener un equipo de filminas, un equipo de parlantes, pero necesitamos dar mayor acondicionamiento a esto, y hace un gesto a las paredes y las construcciones deterioradas, no solo por los ladrones sino también por el paso del tiempo y del clima.

Toda una cronología

– En León hay muchos compañeros que puede relatar la historia como si fuera una novela. Cuando estuvieron presos, fueron torturados. Nuestra labor, que hemos iniciado con Jorge Capelan, es en función de hacer memoria, para que queden escritas esas memorias de todos los combatientes del 1956, que es el dato que tuvimos como primer referencia que fue la muerte del primer Somoza y la inmolación que hizo Rigoberto López Pérez. Pero a partir de ahí, o de la muerte de Augusto Cesar Sandino en 1936, no ha dejado el pueblo de Nicaragua de luchar. Toda esa experiencia es el cúmulo histórico de por qué este pueblo tiene su independencia. Y pienso que hay que recuperarlo y recobrarlo para tenerlo vivo para no cometer los mismos errores. Y más ahora cuando se dice que nuestro presidente (Daniel Ortega) es un “dictador”. Y con mucha más razón tenemos que recobrarlo porque no podemos permitir nada de eso, dice y se ríe de la ironía.

– Es mejor dirigir esa energía hacia la paz y hacia un bienestar para todos. Y si vamos a pelear, mejor que lo hagamos en un partido de béisbol.

El deseo de los compañeros en León es conseguir paneles de madera bien iluminados en donde pueden colocar fotos plastificadas que no se dañen por la humedad en el Búnker o en cualquier otra parte del Fortín. Pero mientras tanto, ya están las fotos copiadas en papeles de tamaño A2.

– El Fortín tiene 20 manzanas (aproximadamente 8 hectáreas). Durante el somocismo eran 40 manzanas, ya tomaron 20 (en invasiones de tierras, etcétera). Nosotros hemos luchado desde el 2012 para mantener las 20 manzanas porque es un patrimonio nacional y deben ser los combatientes que respondan por ese patrimonio, porque fueron ellos los que recuperaron en hecho y facto el Fortín.

– Ahora muchos de los combatientes somos viejos, estamos jodidos y enfermos, pero sus hijos pueden trabajar en este proyecto. Muchos compañeros son inválidos, lisiados por la guerra, resume Benito.



SALIMOS DEL FORTÍN ese domingo tranquilo pero de un calor ardiente. ¿Para qué quejarnos del clima? Nunca estuvimos adentro el “Horno”, o “la Pila de Salitre” o “la Pila de los electrochoques” como hicieron los que dieron su vida con el grito: ¡“Patria Libre o Morir”! que era la consigna durante esos largos años de lucha por la Liberación de esa pequeña pero orgullosa nación centroamericana.

Y juran de seguir la lucha por mantener la paz, pese a las amenazas de los sectores fascistas y obsesionados en Washington que amenaza con un “Nica Act” al exitoso desarrollo social y político que representa los tres gobiernos sandinistas desde la recuperación del poder político en enero del 2007.

Si fuera necesario, no hay duda que los hijos e hijas de Sandino están preparados para dar su grito de guerra contra el Invasor Yankiee: ¡“Patria Libre o Morir”!

[1] León, ¡nunca vencido!



Publicado por Dick Emanuelsson para NICARAGUA, ayer y hoy el 4/23/2017

Blogs de Dick Emanuelsson

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total