Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

lunes, 15 de enero de 2018

RECHAZO CONTRA EL GENOCIDIO DEBE SER MUCHO MAYOR QUE EL QUE PROVOCAN LAS ABIERTAS DECLARACIONES RACISTAS DE TRUMP

RECHAZO CONTRA EL GENOCIDIO DEBE SER MUCHO MAYOR QUE EL QUE PROVOCAN LAS ABIERTAS DECLARACIONES RACISTAS DE TRUMP
Revista Libre Pensamiento

¿Por qué el racismo de Trump provoca más rechazo que el genocidio que las naciones dominantes han practicado siempre contra el mundo?El racismo tiene distintas expresiones, unas son declaradas, otras no. 

El racismo de Trump pertenece al primer tipo. Y no debe sorprenderle a nadie. Sencillamente porque sus antecesores han sido tanto o más racistas que él. 

¿Existe acaso una expresión más cruda de racismo que el genocidio? ¿Qué fue el bombardeo atómico contra el Japón en agosto de 1945, puede alguien sostener que este evento genocida haya sido de menor magnitud que las declaraciones de Trump?

Los crímenes de los Bush, la pareja Clinton, Obama ¿no son acaso peores que las declaraciones abiertamente racistas de Trump? ¿Puede alguien sostener que la destrucción de Libia, Siria, Iraq, Afganistán, Yemen, Palestina, entre otros países, se desvincula del racismo? ¿No fue ese espíritu de superioridad racial lo que movió a España y otros países de Europa a conquistar a sangre y fuego los territorios del continente americano? La intervención armada de EEUU contra Nicaragua en los años 20 y 30 del siglo 20 ¿no tuvo acaso el mismo fondo?

Es claro que lo que hace y declara el actual mandatario de EEUU no es, en ningún sentido, aceptable. Pero ¿por qué se ignora la historia? Todo dominio externo ha tenido siempre una justificación de fondo racial.

El Destino Manifiesto, escrito a inicios del siglo XVII, cuando comenzaba la conquista de lo que hoy conforma el territorio de EEUU de por parte del Reino Unido, dice en parte:

“Los anglosajones se convertirán en la raza que engendrará rasgos particularmente agresivos con el propósito de imponer sus instituciones a toda la humanidad, de extender su dominio a todo el globo terrestre. Si predico con acierto, esta poderosa raza se extenderá a México, a Centroamérica y Suramérica, a las islas de Océano, a África y a otros lugares... El destino de dicha raza es expulsar a las razas débiles, asimilar a otras y transformar el resto hasta que toda la humanidad sea anglosajonizada”.

No está de más recordar que el mismo Abraham Lincoln, quien en 1863 proclamó la manumisión de los esclavos negros de su país, sustentó un profundo racismo. La abolición de la esclavitud no ocupó para él el primer lugar de prioridades. En agosto de 1856, justo después de declarar que había que superar el racismo y unir a todos los habitantes de EEUU, declaró que nunca estuvo “a favor de equiparar social y políticamente a las razas blanca y negra”; que tampoco se pronunciaría “a favor de dejar votar ni dejar formar parte de los jurados a los negros, ni de permitirles ocupar puestos en la administración, ni de casarse con blancos.” 

El Requerimiento de Palacios Rubio, redactado por este jurista de la Corona española en 1512 a inicios del dominio colonial de España en el continente americano, rezaba, en parte, lo que sigue:

... este San Pedro estableció reyes en el universo, los cuales habían estado y estaban debajo de la obediencia y amparo de la Iglesia: y que después de su muerte habían sucedido pontífices, a quienes había quedado su poder: y que uno de estos pontífices, teniendo noticias que las gentes de estas partes no conocían a Dios, sino que antes le ofendían adorando dioses falsos y haciendo otras abominaciones con que innumerables ánimas se iban al infierno, hizo donación de estas tierras a los católicos reyes de Castilla y de León: y que por virtud de esta gracia les debían vasallaje: y que para les hacer saber estas cosas enviaba a los cristianos, para que entendiesen que todos los que quisiesen obedecer serían amparados en sus personas y bienes, sin hacer agravios, y que los que no quisiesen obedecer y dejar sus ritos serían castigados como gentes que no querían el conocimiento de Dios y eran rebeldes a su Rey natural y como tales se les haría la guerra”.


Y los Zoológicos Humanos de los europeos ¿no fueron acaso una expresión brutal de racismo? Se sabe que “en Bélgica ocurrió el episodio que demostró lo poco civilizados que eran los europeos. Tal vez el peor lugar para nacer deforme. A finales de la Segunda Guerra Mundial, este país se convirtió en un sitio sumamente atractivo tanto para los negocios como para la vida política, pero también para mostrar espectáculos diferentes a los acostumbrados en cuanto a entretenimiento. Bruselas se convirtió en el lugar donde el racismo se transformó en sinónimo de diversión”, leemos en este artículo: Zoológicos humanos, el oscuro secreto de Europa.

¿Por que entonces no se colocan en su justa dimensión los asuntos de la historia racista de todo occidente contra los pueblos por él subyugados?


Y a propósito: ¿Sino es racismo amén de opresión, que significan entonces los rótulos de Lacayo-Fiallos que dicen: "Maquinas trabajando".  Las cosas llegan acá a tal nivel que el trabajador pareciera no existir del todo.

sábado, 13 de enero de 2018

Engaños, autoengaños y simulación de estar bajo el engaño

Engaños, autoengaños y simulación de estar bajo el engaño
Revista Libre Pensamiento


La gente se engaña por a) ignorancia de los hechos, b) por ingenuidad que no es sinónimo de idiotez y c) porque lo desea, por aparentar que está bajo engaño. 

Por diversos rincones del planeta, se expresan muchas consignas contra el capitalismo, claramente contra EEUU, pero también se expresan muchas bondades contra un capitalismo no menos perverso, como el de los nórdicos. 

Es más también hay engaños respecto a EEUU mismo, toda vez que, muchas veces, no se entiende que las cosas de este país están orgánicamente vinculadas al funcionamiento del sistema en su conjunto, y no a las declaraciones o acciones de quienes no son más que piezas del mismo: sus presidentes. 

En este sentido, hay quienes se “engañan” diferenciando radicalmente a un Obama, que hoy se pinta como un santo barón que presuntamente hizo mucho bien a su país y al mundo; y un Trump al que se presenta como peor que todos los mandatarios estadunidenses en su conjunto; sin captar que se preserva siempre nítidamente la esencia pervertida del capitalismo como sistema. 

Recordemos lo relativo al mundo nórdico

En octubre pasado escribimos unas notas sobre el mundo nórdico bajo el título “El modelo nórdico, mampara de occidente”. De ellas entresacamos lo que sigue:

“Occidente vive restregándole al mundo lo “bueno” que es. Y lejos de demostrarlo, con sus cifras (amañadas y/o utilizadas fuera de las circunstancias que las explican); con sus normas diseñadas en nombre de toda la humanidad (midiéndolo todo con su propia vara); con lo que llama “libertad”; con su defensa cerrada de la propiedad y la inversión privadas; con sus cínicas confesiones (hechas mediante sus grandes exponentes ideológicos); con las amenazas que profieren los diversos inquilinos de la Casa Blanca y sus sucursales de Europa y otros rincones; ya no se diga, con su abierto injerencismo, sus guerras de rapiña, destrucción y muerte; con sus medios y con su cultura pútrida, demuestra su carácter inhumano.

“Y ante su desprestigio, llama en su refuerzo a sus exponentes más “refinados” y “exitosos”: los países nórdicos. Mas el receptor de la información, al aceptar, acrítico, la información que le llega, facilita la labor de los enemigos de lo humano. De ahí que, sin escudriñamiento del asunto, se estimen ciertas las maravillas difundidas en torno a los nórdicos, a cuyo modelo se le muestra y se le ve como el mejor de los mundos posibles. De ahí, la fuerte tendencia a tomar a pies juntillas las afirmaciones que se hacen al respecto. Y aún más, se les toma como ejemplo a seguir en países como Cuba y Venezuela. Esto insinúa que se está tras una gran comedia, enfilada a desmontar cualquier proyecto socialista al capitalismo.”

Y lo que hay detrás de tanta basura pronórdica es claro: “El entramado de tantas cosas lindas que se afirman sobre los nórdicos tiene como norte que países como Cuba y Venezuela renuncien al socialismo y abracen nuevamente la condición de patios traseros de EEUU: “El gobierno cubano debería aprender de los países nórdicos, de sus instituciones, de las reglas jurídicas y prácticas y de sus niveles reales de bienestar social”, se lee en un artículo.

“Durante “la crisis del 2008, mientras las bolsas europeas sufrían enormes pérdidas y los trabajadores, por ejemplo, de España, Grecia, Irlanda, Italia y Reino Unido perdían viviendas y empleos, el fondo noruego aumentó su bursatilidad pasando del 40 % al 60 %. Así las cosas, las economías de los países más afectados por esa crisis representaron “una oportunidad única, acciones de empresas y deuda soberana en sus niveles más bajos, mercados inmobiliarios derruidos con gente desalojada de sus viviendas y bancos con grandes deudas, hacían las delicias de un fondo millonario que quería comprar bajo y vender alto.” 

“Pudo entonces “invertir 7.000 millones de euros en la bolsa española, aumentando durante el 2015 un 8,15 % su posición en este mercado y adquirir 9.412 millones de euros en bonos soberanos británicos.” Se debe observar que la masiva deuda externa de los países más afectados por la crisis, se transformó en una deuda que no pesa sobre los gobiernos o sobre las grandes empresas, sino sobre la clase trabajadora de esos países.”

Como bien dice el periodista Helge Hiram Jensen: “La única razón por la cual Noruega puede controlar sus yacimientos petrolíferos es porque se alinea con EE.UU., incluso contribuyendo a guerras neo-coloniales en Afganistán o Libia.”/ “Tal es así que en 2011 Noruega se unió a EE.UU., Reino Unido y Francia en la operación Freedom Falcon, bombardeando al pueblo libio.”

Crasa ignorancia respecto al modelo nórdico y al australiano

“Siendo precandidato demócrata a la Casa Blanca, Bernie Sanders aclaró que sus ideas se alinean al lado del “socialismo democrático”, nada que ver con Venezuela o Cuba, sino con países como Noruega o Suecia, en los cuales el nivel de vida es altísimo. Poniendo más en claro las cosas, expresó que su propuesta no es “algo revolucionario”. “… no me parece que sea algo revolucionario tener un gobierno que trabaje por los intereses de la clase media y la clase trabajadora”. En esta tónica, se manifestó a favor de programas sociales como el Obamacare que, a su juicio, “beneficia con servicios de salud a ciudadanos de la clase trabajadora.” Y concluye: “Me refiero a extender los servicios para toda la población […] ¿Saben qué pasa en esos países -habla de Dinamarca, Noruega o Suecia-? Todos los niños que tienen la habilidad o el deseo de hacerlo van a la universidad ¿Y saben cuánto les cuesta? Es gratis”. 

“Pero la ignorancia es atrevida, porque no todo el mundo puede ser como los nórdicos. “… el llamado modelo nórdico europeo y su versión australiana sólo han funcionado en países con poca población ya que ninguna de las naciones nórdicas supera los nueve millones de habitantes-. Por su parte Australia sólo tiene 19 millones. / “El segundo problema es que la aplicación de este modelo implica subir los impuestos, lo que siempre genera un conflicto.””

“Aunque por debajo de los nórdicos, de Australia también se habla bellezas. Se le ubica como parte de los países en que, de modo habitual, aparece en los primeros puestos mundiales relativos a riqueza y desarrollo humano, aunque esté atravesando por un viacrucis particular, provocado por la caída del precio de las materias primas y la desaceleración de China, lo cual amenaza “el bienestar de la amplia clase media del país, forjada a base de décadas de bonanza ininterrumpida.” La preocupación, como en muchas partes, se reduce al bienestar de la, en muchas partes, consentida clase media.”  

domingo, 7 de enero de 2018

UNA NUEVA REVOLUCIÓN HA DE ESTALLAR DE MODO INELUCTABLE

El capitalismo impone reglas totalitarias
UNA NUEVA REVOLUCIÓN HA DE ESTALLAR DE MODO INELUCTABLE  
Revista Libre Pensamiento

Introducción 



Los tiempos aparentan no dar pautas a cambios substanciales; lo azaroso parece entronizado. Empero las tensiones sociales se acumulan como nunca. El orden actual, como cualquier otro, no es sempiterno; eso está fuera de lógica, dialéctica, tiempo y realidad histórica. ¿Cuánto tiempo requiere el estallido de una nueva y más poderosa ola revolucionaria? Se ignora, pero su arribo es seguro, a menos que la Tierra desaparezca. Considérese que la comunidad primitiva surgió hace un millón de años, y se extendió hasta el quinto o cuarto milenio antes de nuestra era;[1] el esclavismo  del siglo xv a. e – al v d.e;[2] el feudalismo, al menos en Europa Occidental, desde el siglo IX al XV;[3] el capitalismo, en el siglo XV y llega hasta nuestros días.[4] 

Es absurdo concebir que el dominio del Capital permanezca por siempre. De la fuerza de trabajo, por más que quiera, no podrá prescindir ni siquiera con la robótica, como para pensar que el sistema opresor pueda, a partir de allí, volverse eterno.[5] Téngase presente que esa fuerza genera la mayor parte de los alimentos del mundo,[6] al menos en un 50 %, lo cual varía de modo substancial en dependencia de las regiones en que se ubique.[7] Y justo por el fenómeno de la globalización de la pobreza,[8] el abaratamiento perenne de la fuerza de trabajo sólo abona a la profundización incesante de los conflictos de clase, lo que, tarde o temprano, habrá de llevar las cosas a su punto.


Visiones reformistas sobre la crisis del capitalismo

Si bien desde una óptica reformista, numerosos escritos dan cuenta de la crisis del capitalismo y su agotamiento como sistema. 

EEUU está al borde de un colapso similar al de la URSS, expresa Ron Paul, excongresista estadunidense.[9] Según Michel Houellebecq, “Nos dirigimos hacia el desastre guiados por una imagen falsa del mundo; y nadie lo sabe”. Jordi Pigem anota: “Se está hundiendo el Titanic y nosotros nos dedicamos a jugar cazando Pokemon en la cubierta”.[10]

El temor a la revolución está, diáfano, en estas líneas: “… evitar el abismo de otra sangrienta revolución mundial requiere frenar el escandaloso poder de las grandes corporaciones, luchar contra el secreto bancario, los paraísos fiscales y la corrupción, una nueva regulación financiera, voluntad política y liderazgo honesto. Con populismos, nacionalismos, radicalismos y votos a ciegas solo acrecentamos la desigualdad y pavimentamos el camino de la violencia.” [11]

En otro escrito prosistémico se augura: “Susurro tras susurro, […] van socavando el sistema desde dentro. El golpe de gracia final ocurrirá décadas después, pero ya se intuye en la novela.” “El neoliberalismo no ha propiciado el crecimiento económico; lo único que ha hecho es beneficiar a unos pocos. De hecho, provoca colapsos de proporciones épicas, con las consiguientes tragedias humanas y cuyo rescate cuesta miles de millones de dólares.” “El sector público está siendo reemplazado por el sector privado y la democracia, por la competencia.”[12]

A criterio de Wolfgang Streeck, la muerte del capitalismo no devendrá de un hecho “violento precipitado por una revuelta de los explotados sino [de] un proceso prolongado”. Por delante habrá “décadas de decadencia económica, política, social y moral.” El sistema, va así “camino a implosionar por sus propias contradicciones” y hacia “una nueva etapa de barbarie”. Sus ideas conducen a tratar “de sustituir el viejo reformismo socialdemócrata […] con un […] ajado soberanismo que […] entraña los peligros del nacionalismo y recrea ilusiones en la colaboración de clases.” Así, sus planteos flotan “entre la tendencia a la expansión de la economía de mercado más allá de sus dominios y las demandas sociales, y el rol del Estado como árbitro y a la vez corrector.”[13] 

A propósito de lo anterior, la conciliación entre clases sociales antagónicas es imposible. Una cosa es establecer políticas de alianzas entre sectores dados de la clase opresora y las clases oprimidas contra un enemigo mayor (sobre todo externo); y otra que el empobrecido pueda creer a pie juntilla que el enriquecido sea capaz de establecer un vínculo real de fraternidad con él, pues el lobo no se abstiene jamás de atacar a las ovejas. En principio, son inadmisibles las cada vez más abismales diferencias de fortuna. La llamada Renta Básica, tampoco las eliminaría. 

Un par de autores la propone como algo efectivo. Aducen que ella: “es una herramienta política original, capaz de combatir los peligros de estos desafíos, incluido el estancamiento de los salarios, la creciente desigualdad y la insuficiencia crónica de la demanda agregada.” Siendo más claros, anotan que el asunto, por ejemplo en España, se basa en “una profunda reforma fiscal”. Empero, las reformas resultan sospechosas porque siempre, o casi siempre, traen más de lo mismo. No resultan sostenibles en el tiempo.

Vista más de cerca, la Renta Básica no resulta aceptable aunque encierre, en apariencia, la reducción neta de las entradas de los más acaudalados y una poda “de los recursos dedicados actualmente al gasto militar o policial.” Algo como esto confirma su falsedad, a saber, que ella podría brindar a los trabajadores una herramienta eficaz para enfrentar “los “efectos disciplinarios” de las recesiones y crisis económicas.”[14] Esta alegre confesión, sosteniendo “la persistencia de las recesiones y crisis económicas”, calla que éstas descansan siempre en las espaldas de los trabajadores y que son el resultado de la anarquía reinante en cada empresa capitalista. Por eso no se promete superarlas, si no tan sólo mitigarlas.

Damos crédito a estas palabras: “En realidad, el ciclo auge-crisis demuestra la impotencia de los reformistas y los políticos y es un cargo más en contra del sistema capitalista en su conjunto, que acarrea miseria para los millones de trabajadores que pierden sus puestos, se vuelven insolventes o ven sus salarios reducidos y tienen que trabajar en las peores condiciones. Lejos de ser una aberración, este ciclo de miseria es el ciclo natural del capitalismo.”[15] Y también damos crédito a éstas que definen con precisión la Renta Básica: “Es el señuelo perfecto: garantiza la dominación del capital, mantiene el consumo y se adorna de ribetes progresistas.”[16] 

Sociedad e individuo sometidos 


La sociedad está a lo grande sometida a los inducidos, por siglos, ignorancia, miedo y culpa perennes, lo que choca con la esencia humana de los individuos que la conforman. Si éstos no son libres, tampoco ella puede serlo. Sociedad es, en esencia, interacción entre individuos, al grado que si éstos no se realizan como tales, es un contrasentido hablar de libre albedrío. No en un plano individualista, sino en el de la individualidad sana, la que hace posible que cada uno sea igual y distinto a los demás, poseyendo sus propios deseos, fantasías, aspiraciones e ideas, como base para interactuar en libertad con los demás. Sin que eso se decida por una sociedad “como tal”. Mas, comoquiera que los individuos, en gran medida, están lejos de interactuar sin trabas, se encuentran, en igual magnitud, bajo reglas totalitarias. De ahí la banalidad de hablar de libertad en gran parte del mundo.

Tras el derrumbe de la URSS y el Sistema Socialista Mundial, advino una sociedad en extremo soterrada, puesto que la actual no es, básicamente, deseada. Para captar este asunto se debe considerar que mientras exista el Estado opresor (como garante de la propiedad privada sobre los principales medios de producción y de vida y, por ende, como ente superpuesto a la humanidad), la sociedad de la libre interacción de individuos, seguirá atada a la pretendida representatividad que niega a cada individuo, incluyendo al que aparece arrogándose el derecho de pensar, hablar y actuar en nombre de todos los demás. En ese marco, la libertad es sólo una quimera. 

Nietzsche y Brzezinski, expresiones abiertas de temor a las muchedumbres

El mundo compuesto predominantemente por individuos sin libertad para interactuar, debe rebelarse contra el elitismo, la egolatría, la mentira disfrazada de mil formas y la vanidad de toda laya; rebelarse, sobre todo, contra la propiedad monstruosamente acaparada y el pensamiento único que subyacen en defensa de este orden desordenado, llamando, no por casualidad, a impedir a toda costa el socialismo, lo cual explica el odio a las fuerzas que luchan contra el capitalismo. 

De esta suerte, mientras hay quienes desde posiciones reformistas enmascaran su temor y su odio a las muchedumbres, otros los declaran. 

Revelando sus rechazos más profundos, Nietzsche plantea: “¿A quiénes odio yo más entre la plebe moderna? A la plebe socialista, a los […] que minan en el obrero el instinto, el goce, el sentimiento de contentarse con su propia existencia pequeña, que le hacen envidioso, que le enseñan la venganza... La injusticia no se encuentra nunca en la desigualdad de derechos; se encuentra en la exigencia de derechos iguales...”[17] 

Y el objeto de su rechazo es la caída del Imperio romano, a su parecer, “la más grandiosa forma de organización en circunstancias difíciles hasta entonces realizada”; caída que atribuye al cristianismo y no a las contradicciones que lo carcomían sobre todo por dentro, tales como el antagonismo entre el senado y los emperadores.[18] Y con todo, sostiene, contradictoriamente, carecer de “resentimiento y su explicación”. Habla así mismo de “ser belicoso por naturaleza” y de que atacar es parte de sus instintos; de que “el odio a la humanidad, a la “gentuza” ha sido siempre su máximo peligro.[19]

Las posibilidades de un mundo radicalmente distinto al actual se refrenda no sólo por lo que expresaba Nietzsche y otros personajes de su época, sino también por personajes contemporáneos, como Zbigniew Brzezinski, quien también odiaba a las multitudes y temía sobremanera su despertar.[20] A su parecer, un “movimiento mundial de resistencia al control externo impulsado por el “activismo populista” amenaza con 'desviar' la transición hacia un nuevo orden mundial”. Más aún, sostiene que “la resistencia populista persistente y altamente motivada por parte de pueblos políticamente despiertos e históricamente resentidos hacia el control externo demuestra ser cada vez más difícil de suprimir”.[21] 


La superioridad del socialismo

Lo filosófico tiene mucho de qué hablar, colocando los puntos sobre las íes. Engels acota: “Todos los pueblos civilizados comienzan con la propiedad común de la tierra. Pero […] dicha propiedad común deviene […] en un obstáculo para la producción. Se supera entonces, se niega, se transforma en propiedad privada, tras pasar por estadios intermedios más o menos largos. En una fase posterior de desarrollo de la agricultura, […] la propiedad privada se convierte a su vez en una traba para la producción […]. Se impone entonces como una fatalidad la necesidad de negarla a su vez, de volver a transformar la tierra en propiedad colectiva. Pero esta exigencia no significa el restablecimiento de la propiedad colectiva originaria, sino la producción de una forma superior y más desarrollada de posesión colectiva…”[22] 

Pero, cabe preguntarse: ¿Hasta dónde el socialismo será capaz de garantizar el destino de las naciones? No se sabe con exactitud, pero su vigencia y vitalidad siguen en pie, como ocurrió en la URSS y el campo socialista y lo constata, hoy, la realidad del socialismo en Cuba y Corea del Norte. 

Bien dice Cecilia Zamudio que “el primer país en tener una seguridad social fue la URSS […]. Al existir estos derechos en la vecina URSS, los capitalistas europeos entendieron que era necesario, para frenar el descontento social en los países capitalistas, permitir unos mínimos en cuanto a seguridad social. Así, la lucha de las y los trabajadores, combinada con la existencia de la URSS, permitió conseguir algunos derechos... Los mismos que hoy están desapareciendo.”[23] 

Margaret Thatcher confesó la superioridad del socialismo ante el capitalismo, tal cual demuestran estas palabras: “La URSS es un país que supone una seria amenaza para el mundo occidental. No me estoy refiriendo a la amenaza militar; en realidad esta no existía. Nuestros países están lo suficientemente bien armados, incluyendo el armamento nuclear. Estoy hablando de la amenaza económica. Gracias a la economía planificada y a esa particular combinación de estímulos morales y materiales, la Unión Soviética logró alcanzar altos indicadores económicos. El porcentaje de crecimiento de su Producto Nacional Bruto es prácticamente el doble que en nuestros países. Si añadimos a esto los enormes recursos naturales de los que dispone la Unión, […] son más que reales las posibilidades que tiene de expulsarnos del mercado mundial… Por eso siempre hemos adoptado medidas encaminadas a debilitar la economía de la Unión Soviética y a crear allí dificultades económicas.” Gorbachov se prestó al juego como ella misma reconoció.[24] 

¿Extraña acaso que, en una información actual, leamos que en EEUU “la mayoría de esa camada [de jóvenes], nacida entre 1980 y 2000, prefiere el socialismo al capitalismo? En concreto: “Casi el 44 % de los encuestados de la generación 'millennial' optaría por vivir en un país socialista, mientras que la mayoría de la población adulta prefiere ver el dominio del capitalismo. Además, un 7 % de los encuestados elegirían el comunismo.”[25] Y, pese a tanto veneno aventado a los aires, en Rusia se sigue añorando con fuerza la época soviética; [26] un 60% de la ciudadanía quiere restablecer la Unión Soviética. [27] Con los habitantes de la antigua URSS, el panorama es muy semejante. [28]

El filósofo galo Alain Badiou sustenta que aunque derrocar el capitalismo no sea una tarea fácil, anuncia que una revolución análoga a la de 1917 es inevitable, más allá de que para ciertos grupos de personas ella pueda significar “una catástrofe, la pérdida de su poder”. Estima que “una nueva revolución despertaría a la sociedad del “letargo político”” en que desde las últimas décadas ha estado inmersa.[29]

Atilio Boron sostiene con razón que la “vitalidad de los ideales y la utopía socialistas se nutren a diario de las promesas incumplidas del capitalismo y de su imposibilidad congénita e insanable para asegurar el bienestar de las mayorías.”[30]

______________________
[1] EcuRed. Comunidad primitiva. https://www.ecured.cu/Comunidad_primitiva
[2] Sulma Cuta -Jairo Pérez -Sergio Largo- Holman Ávila  periodo esclavista.  FUNDAMENTOS DE ECONOMIA. https://es.scribd.com/document/92547307/PERIODO-ESCLAVISTA
[3] Wikipedia. Feudalismo. https://es.wikipedia.org/wiki/Feudalismo
[4] Wikipedia. Historia del capitalismo. https://es.wikipedia.org/wiki/Historia_del_capitalismo
[5] Tribuna Feminista. ¿En qué actividades podrían las máquinas sustituir al ser humano y cuáles (aún) no? http://www.tribunafeminista.org/2016/07/en-que-actividades-podrian-las-maquinas-sustituir-al-ser-humano-y-cuales-aun-no/
[6] FAO. Mujeres, agricultura y seguridad alimentaria. http://www.fao.org/worldfoodsummit/spanish/fsheets/women.pdf
[7] “En el África sub-sahariana, las mujeres aportan entre el 60 y el 80 por ciento del trabajo de producción de alimentos sea para consumo del hogar sea para venta. Una encuesta basada en informes nacionales sectoriales sobre Benín, Burkina Faso, Congo, Marruecos, Namibia, Sudán, Tanzania y Zimbabwe, reveló que las contribuciones de las mujeres a la producción de alimentos para el hogar oscila entre un 30 por ciento en Sudán a un 80 por ciento en Congo, mientras que el porcentaje de mujeres en la fuerza laboral, económicamente activa en el sector agrícola, varía entre un 48 por ciento en Burkina Faso y un 73 por ciento en Congo.” (FAO, 1994).Mujeres, agricultura y seguridad alimentariattp://www.fao.org/worldfoodsummit/spanish/fsheets/women.pdf
[8] Michel Chossudovsky. La mano de obra barata en la economía global. https://www.globalresearch.ca/la-mano-de-obra-barata-en-la-econom-a-global/5828
[9] Hispantv. ‘EEUU está al borde de un colapso similar al de Unión Soviética’. http://www.hispantv.com/noticias/ee-uu-/363861/ron-paul-trump-colapso-union-sovietica
[10] Actualidad.rt. “En un mundo al borde del colapso, la gente está cazando Pokémon”. https://actualidad.rt.com/sociedad/215681-cazando-pokemon-hunde-civilizacion-diagnostico
[11]Georgina Higueras. Desigualdad, el camino hacia el abismo.  http://www.elperiodico.com/es/opinion/20180108/desigualdad-el-camino-hacia-el-abismo-georgina-higueras-6532803

[12] Aditya Chakrabortty. Usted está presenciando la muerte del neoliberalismo (desde dentro). http://www.eldiario.es/theguardian/Usted-presenciando-suicidio-neoliberalismo_0_522148474.html
[13] Claudia Cinatti. Discusiones sobre el fin del capitalismo y lo que vendrá. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=232076
[14] Alejandro Nadal, Daniel Raventós. Traducción: José Manuel Sío Docampo. Sentido y justicia de la Renta Básica. www.sinpermiso.info/textos/sentido-y-justicia-de-la-renta-basica
[15] World Socialist Movement, “Auges y recesiones económicas: ¿qué los causa?” http://www.worldsocialism.org/spanish/auges-y-recesiones-econ%C3%B3micas-%C2%BFqu%C3%A9-los-causa
[16] Stuart Medina Miltimore / Andrés Villena Oliver. “El señuelo de la Renta Básica Universal, cómplice necesario para el remate del neoliberalismo”. http://www.worldsocialism.org/spanish/auges-y-recesiones-econ%C3%B3micas-%C2%BFqu%C3%A9-los-causa
[17] Friedrich Nietzsche. El Anticristo. Mestas Ediciones. Segunda edición: Diciembre, 2016. pp. 108-112.
[18] Romaimperial. Causas de la caída del Imperio Romano. http://www.romaimperial.com/causas-de-la-caida-del-imperio-romano/
[19] Friedrich Nietzsche. ECCE HOMO. Mestas Ediciones. Primera edición: Septiembre, 2016. pp. 16-31. 
[20] Brzezinski tiene pánico de que la masa despierte – YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=JJODmYqOHu8
[21] Actualidad.rt. Brzezinski: “La resistencia populista impide un nuevo orden mundial”. https://actualidad.rt.com/actualidad/view/111579-brzezinski-resistencia-populista-orden-mundial
[22] Federico Engels. Anti-Dühring. La revolución de la ciencia por el señor Eugen Dühring. http://www.fundacionfedericoengels.net/images/PDF/engels_antiduhring_interior.pdfp. 206.
[23] Cecilia Zamudio. Sobre la fábula del “capitalismo bueno". http://www.rebelion.org/noticia.php?id=236196
[24] Pasqualina Curcio. A los 100 años de la Revolución Bolchevique ¿fracasada o boicoteada? http://www.15yultimo.com/2017/11/01/a-los-100-anos-de-la-revolucion-bolchevique-fracasada-o-boicoteada/
[25] Actualidad.rt. Socialismo o capitalismo: ¿Por qué los jóvenes de EE.UU. cambian sus preferencias políticas? https://actualidad.rt.com/actualidad/254417-socialismo-capitalismo-jovenes-eeuu-preferencias
[26] Oleg Yegórov. Encuestas revelan que los rusos siguen teniendo nostalgia por la URSS. http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/11/06/encuestas-revelan-que-los-rusos-siguen-teniendo-nostalgia-por-la-urss/#.WkUi99-WaM8
[27] 25 años después de Gorbachov, los rusos añoran la URSS. https://www.elespanol.com/mundo/europa/20161223/180482374_0.html
[28] Actualidad.rt. Corazones 'rojos': La mayoría de los ciudadanos exsoviéticos añora la URSS. https://actualidad.rt.com/sociedad/view/114970-urss-ciudadanos-anorar-tiempos-sovieticos
[30] Atilio Boron. REVOLUCIÓN RUSA. TEXTO COMPLETO. http://www.atilioboron.com.ar/2017/11/revolucion-rusa-texto-completo.html

domingo, 31 de diciembre de 2017

CAMBIAR RADICALMENTE SIN PARAR JAMÁS

Más que el año deben cambiar los tiempos históricos
 CAMBIAR RADICALMENTE SIN PARAR JAMÁS
Revista Libre Pensamiento

Guste o no, la palabra amor huele a cursilería. Es que suena, suena y suena, por todos los confines, sin que su autenticidad se vea en serio diáfana. Desde hace más de dos mil años, se le ha venido desprestigiando, al grado que, su sola mención, provoca una suerte de apocamiento y rechazo. Se le asocia, a partir de la dudosa reputación que se le ha endosado, con artimaña, perfidia, doblez y semejantes.

No es para menos. En su nombre se han desatado las guerras más cruentas y crueles de la Historia Humana, como las Cruzadas, las dos guerras mundiales, las que hoy irrumpen feroces por casi todos los puntos cardinales, con acento alto, bajo y mediano; y ya suenan los estridentes clarines de las que están por venir, sin que nada ni nadie pueda, al menos en apariencia, detenerlas y, peor aún, cual si se tratara de algo necesario. Y los timadores de siempre esgrimen su nombre para ofrecer dicha al por mayor, sin que falte un cielo asegurado…   

A su contraparte, el odio, se le desprestigia en demasía, sin examinar sus versiones con detenimiento. Su sola alusión hace santiguarse a más de alguno, tal cual si Lucifer, en persona, se asomara para avistar a las almas pecadoras que ha de llevarse consigo al último infierno. Conviene, pues, cambiar la percepción de las cosas, tomando el odio -descartada su variante visceral- como escudo para enfrentar con aplomo a los reales enemigos del hombre, y como palanca impulsora de sus causas más justas. Así podrá aflorar el más sincero afecto entre las personas.

Lo que el mundo en verdad requiere

Más que palabras bonitas, se requieren asuntos de fondo. Y lejos de fórmulas mágicas y estereotipos, se impone cortarlos de raíz. Cada año es esencialmente igual al anterior. Así las cosas, más que el año, deben cambiar los tiempos. Basta de ilusiones falsas. Aniquilemos su dominio esclavizante.

Enfrentemos las guerras, el negocio más “próspero” y retorcido, salvo las de probada naturaleza defensiva. Estremezcamos nuestras conciencias para estar en condiciones de reemprender la difícil construcción de un mundo de y para todos, desterrando autoengaños terribles, como el de amar a los enemigos del ser humano.

Evitemos que el liderazgo -cuya necesidad es indiscutible- se transforme en autocracia que ensombrezca el papel de los pueblos en los procesos de transformación. Impidamos el entumecimiento aniquilante de dichos procesos. Establezcamos unidades amplias de abajo hacia arriba y garanticemos el papel protagónico de quienes hacen la historia con su trabajo y su creatividad en todos los campos del quehacer. Ahuyentemos el amor que se conjuga en desprecio, rechazo y burla a las multitudes…


Rompamos, de una vez por todas, con las ilusiones que genera el capitalismo recurriendo a  su aparataje ideológico, a su compra de conciencias y a sus innumerables artimañas. Retomemos el reto que lanzara Eugène Pottier, un obrero francés que participó en la Comuna de París: “Derrotemos todas las trabas que oprimen al proletario cambiemos al mundo de base hundiendo al imperio burgués.”

Ahuyentemos el consumismo y los valores del mercado, consustanciales al capital; rechacemos la sensiblería, multipliquemos la sensibilidad social. Digamos no a la competitividad que nos divide; abracemos la solidaridad y el acercamiento real entre naciones; superemos la enfermiza egolatría y asumamos el sentido de colectividad y hermandad entre los seres humanos.

Odiemos el espectáculo malsano; promovamos la sana distracción. Desterremos la hipocresía y alimentemos la franqueza. Repudiemos la manipulación de la verdad y restablezcamos  la verdad de los hechos históricos. Pongámosle coto a la “espiritualidad” que nos lleva al individualismo y afanémonos en acercarnos de modo real al prójimo cercano o lejano.

Atajemos la promoción de un mundo misántropo y asumamos uno en el que no haya explotadores, ni explotados ni, por tanto, concentración de la riqueza cada vez en menos manos. Con mayor razón, procedamos así con la guerra de todos contra todos y enaltezcamos, sin puerilidades, el amor entre todos los seres de la naturaleza.

Rompamos de cuajo con las redes culturales enajenantes del inhumano sistema global imperante y démosle a la cultura su dimensión real: la de ser el resultado de la creatividad  de los pueblos y no el de unos cuantos.  Aceptemos nuestra absoluta condición de seres que sólo aprenden del error y los aciertos y, sobre todo, unos de otros.  

Y recordemos, la historia no ha dicho su última palabra, está muy lejos de su culminación, apenas comienza...

viernes, 29 de diciembre de 2017

SIN EXAGERACIONES, A MENUDO EL ÉXITO HUELE A SANGRE AJENA

IMAGEN TOMADA DE REBELIÓN

SIN EXAGERACIONES, A MENUDO EL ÉXITO HUELE A SANGRE AJENA
Revista Libre pensamiento

De modo cotidiano, se invita al éxito, sacrificándose, esforzándose y olvidándose del mundo para alcanzarlo. Menuda manera de invitar al más asqueroso individualismo. Pongamos por caso esta “perla”: “El éxito está en el esfuerzo y no en lo que los demás piensen de ti”. Pareciera que los demás no tuvieran que ver, directa o indirectamente, con los logros que alguien tenga, sobre todo cuando se trata de acaudalados y sus monstruosas empresas. Porque acá juegan incluso naciones y continentes enteros a quienes esas fuerzas deben lo que poseen. Justo por eso, se percibe muchísima maledicencia tras esas frases hueras que aparentan inocencia, toda vez que hacen algo más que insinuar que el “éxito”, se debe al esfuerzo personal, por ejemplo, de un Roquefeller, un Soros, un Gates, un Slim y un monarca de cualquier rincón del orbe, incluyendo acá desde la monarquía saudí hasta los engañosos nórdicos. Es improbable que esta escoria infernal, que llega incluso al genocidio de millones de personas en aras de alcanzar sus nefastos planes, pueda demostrar inocencia alguna. De esfuerzos ni hablar, porque esa es, probablemente, su mayor carencia.

jueves, 21 de diciembre de 2017

LA VIDA NO ES UNA BROMA…


LA VIDA NO ES UNA BROMA…
Revista Libre Pensamiento



La vida no es una broma, del todo. No es morcilla ni chorizo. Tampoco es cierto que se sufra por tomarla en serio. Esto ocurre por la indiferencia sembrada ante lo que acontece, porque permite la multiplicación de lo retorcido sobre la Tierra, en pro de sus pretendidos dueños, quienes, sin asomo de exageración, hasta de la mente del ser humano desean y se están apropiando. Y ¡conste! no es el payaso quien la estima ocio, puesto que quien ejerce este oficio actúa con más seriedad que muchos. 

Seriedad no es dejar de sonreír, pero se le confunde con engreimiento, falsa cordura, “buenos” y “refinados” modales y aburrimiento.

Seriedad es rebeldía. Por ello, no otros que los enemigos de los pueblos le endilgan mala reputación, pretendiendo que la vindicta pública no se alce contra la injusticia y la deplorable distribución de una riqueza generada, en lo esencial, por el trabajo de las manos más humildes, que nada tiene que ver con sumisión, mansedumbre o idiotez. 

Y digamos, sin ánimos de promover pretendidas guerras entre los géneros que, en su mayor parte, se trata de las manos de muchos millones de mujeres campesinas y de obreras del campo, quienes pese a producir entre un 60% y un 80% de la alimentación en el Sur, son las que más hambre sufren, lo que incluye el hambre crónica que ni siquiera se siente. 

Y los mismos que deforman la seriedad hasta volverla irreconocible, se encargan también de confundir el odio con arrebato y distintas formas de violencia forzosa e innecesaria. Este sentimiento, cuando no guarda relación con entrañas desbordadas, debe reivindicarse, porque expresa mucha mayor madures, cordura y determinación que el amor puro inducido hasta el hartazgo, en parte, mediante novelas rosas y videos que promueven no la sensibilidad, sino la sensiblería más barata.

Ambos sentimientos residen en un mismo sector del cerebro, no se ignore. Caminan siempre juntos.

martes, 19 de diciembre de 2017

Nuestra Apuesta en Pro del Despertar de los Pueblos

Nuestra Apuesta en Pro del Despertar de los Pueblos
Revista Libre Pensamiento

¿Qué deseamos para todo el 2018 y los años subsiguientes? Para todos los hombres y mujeres de Buenas Entrañas, siendo realistas, un Mundo con menos guerras y que los pueblos seamos capaces de retomar la iniciativa en la batalla contra el lastre de la secular enajenación que, hoy, nos envuelve con mucha mayor fuerza que antaño, permitiendo a nuestros nada quiméricos enemigos, mantenernos bajo la bota de su inefable dominio.

Digámoslo claro, los simples deseos de amor y paz, por siempre repetidos, no conducen a ningún lado, más que a insustanciales, siempre insustanciales, ilusiones. 

Estos son nuestro mejores y más francos deseos para todos, cargados de Amor a la Humanidad y, digámoslo sin embozo, de Odio a la Inhumanidad de los muy, muy pocos, causantes de algo más que de las Doce Plagas de Egipto.

19 de Diciembre de 2017

domingo, 17 de diciembre de 2017

¡Felices Fiestas de Fin de Año!


¡Felices Fiestas de Fin de Año!

La belleza aparece por doquier, en cada rincón del planeta. El desierto también la muestra a profusión. El amor y la amistad la tienen aún más, actúan cual suerte de Oasis que protege contra las inclemencias de la inhumanidad hoy reinante, y permiten respirar para sobrellevar toda adversidad y seguir siempre hacia adelante.

Felices Fiestas de Fin de Año 

MMF

domingo, 10 de diciembre de 2017

Las Intervenciones Foráneas de Hoy en Día


Las Intervenciones Foráneas de Hoy en Día

Revista Libre Pensamiento

La peor forma de intervención: los fraudes electorales

Desde siglos ha que la humanidad ha venido sufriendo el flagelo de la intervención extranjera, sin que falten quienes vean en ella una salvación contra los conflictos internos. Como si éstos, por regla general, no estuvieran alimentados por la fuerza intervencionista y cuando ésta, como lo demuestran miles de experiencias, lejos de contribuir al arreglo de la situación de un país o territorio, la empeora sobremanera. 

Hoy en día, la intervención extranjera sigue provocando muertes, arrebatando territorios, recursos y destruyendo el medio ambiente, pero se ha sofisticado a tal grado que convierte las elecciones de un país en el peor de los fraudes hasta ahora conocidos, impidiendo que un pueblo establezca libremente qué tipo de sistema social llene sus expectativas de justicia social. 

Al respecto Stella Calloni acota:

“La injerencia de un gobierno extranjero, en este caso de la mayor potencia imperialista del mundo, creando las coaliciones políticas opositoras, corrompiendo todo con millones de dólares, es el verdadero fraude que puede imponerse en estos tiempos.” Y más adelante escribe: “En este período de expansión global del imperio y sus asociados dependientes, perder la mirada estratégica sobre el plan de recolonización trazado por Estados Unidos sobre nuestros países, sólo puede llevar al autosucidio.”[1]

En este mismo sentido se pronuncia Atilio Borón manifestando:

“Si esa práctica no puede ser removida del sistema internacional, si se sigue consintiendo que un país poderoso intervenga desvergonzada e impunemente sobre otro, las elecciones serán una trampa que sólo servirán para legitimar los proyectos reaccionarios de Estados Unidos y sus lugartenientes regionales. Y pudiera ocurrir que mucha gente comience a pensar que tal vez otras vías de acceso al –y mantenimiento del– poder puedan ser más efectivas y confiables que las elecciones.” [2]

El pecado original de la democracia: nacer atada a la esclavitud

Hablando de democracia, basándonos en un escrito propio de data relativamente cercana, nos cuestionamos: 

¿No es acaso inaudito que hoy se rescate un concepto que, más que ningún otro, estuvo vinculado de manera estrecha e ineludible al esclavismo griego? ¿No es inconcebible e injustificable admitir que el “pueblo” estuviera constituido exclusivamente por hombres libres, por esclavistas, borrando de un plumazo a las mayorías: mujeres todas, esclavos y metecos o extranjeros? 

¿No equivale eso a asumir como algo justo la esclavitud? ¿No estamos, acaso, ante un hecho semejante a que se acepte el perverso concepto del “descubrimiento” de América que, nuevamente, encierra una negación, amén de absurda, por completo injusta; a saber, que el hemisferio occidental estuviera poblado desde mucho antes de su conquista por los invasores europeos?

Debemos decir que para el esclavista, como para el feudal y el capitalista, la relación que establece con el oprimido es vista, predominantemente, como un hecho natural; o quizá al opresor, muchas veces, le sea preferible o convenga más ver y hacer ver, así, las cosas. Lo contrario significa admitir aquello de que el espíritu de la época es el que impone la forma de pensar, recurso del que se han valido siempre los opresores para hacer creer que su pensamiento y su acción son irrechazables e irrefutables.

Al respecto de lo planteado, cobra mucha relevancia el siguiente aporte de Edward H. Carr, en tanto que muestra una identidad indiscutible entre la democracia ateniense y la democracia burguesa, desde la óptica de la naturaleza elitista de ambas:

“…no es un accidente que la democracia ateniense” tomada por lo regular como fuente y modelo “de las instituciones democráticas modernas, fuera la creación y prerrogativa de un grupo privilegiado de la población”; tampoco que Locke, estimado “fundador de la tradición democrática moderna”, fuera “el filósofo elegido y el profeta de la oligarquía Whig inglesa del siglo XVIII” y que “la elaborada estructura de la democracia liberal inglesa del siglo XIX” se constituyera “sobre la base del altamente restrictivo voto censitario”.

Al hablarse de la democracia ateniense, no debe soslayarse la condición relegada en que el hombre libre, el esclavista, colocaba a la mujer. Engels es muy claro al respecto de este asunto, acusando que, en la época heroica de esta democracia, para el hombre ella “no es, en fin de cuentas, más que la madre de sus hijos legítimos, sus herederos, la que gobierna la casa y vigila a las esclavas, de quienes él tiene derecho a hacer, y hace, concubinas siempre que se le antoje”. 

En Atenas, continúa, las “doncellas no aprendían sino a hilar, tejer y coser, a lo sumo a leer y escribir. Prácticamente eran cautivas y sólo tenían trato con otras mujeres. […] Las mujeres no salían sin que las acompañase una esclava; dentro de la casa se veían […] sometidas a vigilancia; […] El hombre tenía sus ejercicios gimnásticos y sus discusiones públicas, cosas de las que estaba excluida la mujer”.[3]

En otros comentarios que hemos hecho recientemente, en función de contribuir a descubrir el mito que sostiene el supuesto rechazo a las fuerzas nazi-fascistas que trataron de someter al mundo a su pleno dominio, mostramos que tanto EEUU como el Reino Unido alentaron y auspiciaron el surgimiento de esas fuerzas que, de fondo, no tiene mayores diferencias que las de Occidente:

“La Reserva Federal (FRS) de EE.UU. y el Banco de Inglaterra financiaron a la Alemania nazi, así revela Yuri Rubtsov, historiador de la Segunda Guerra Mundial.

“Se trata de un artículo publicado (…) por el sitio Web estadounidense Veterans Today (VT), que empieza cuestionando quién es el verdadero responsable de la Segunda Guerra Mundial, al tiempo que inquiere: ¿Quién ayudó a los nazis a llegar al poder?

“La historia completa de Alemania previa a la guerra muestra que las políticas “necesarias” para llevar al mundo hacia el desastre fueron manejadas por las turbulencias financieras en que el mundo se hundió, continúa el artículo.

“Las estructuras clave que definen la estrategia de desarrollo posterior de la guerra del Occidente fueron las instituciones financieras centrales del Reino Unido y los Estados Unidos, es decir, el Banco de Inglaterra, la Reserva Federal, así como organizaciones financieras e industriales asociadas a ellas. Todo ello con el objetivo de establecer un control absoluto sobre el sistema financiero de Alemania para así vigilar los procesos políticos en Europa central.”[4]

De otra parte, existe un video que muestra a la futura reina Isabel II, haciendo el saludo nazi. Y según Karina Urbach, “experta en los vínculos de la aristocracia con el régimen nazi, ha explicado cómo la conexión de la familia real británica con los nazis pasó por la España de Franco, con qué está relacionado su interés por el fascismo y cómo debería reaccionar el Palacio de Buckingham ante la filtración del vídeo.”

“La reina madre y Jorge VI “apoyaron la política de apaciguamiento hacia Hitler del primer ministro Neville Chamberlain" y les llevó tiempo entender que Churchill había obrado correctamente al plantarse ante Hitler, aunque “una vez cayeron las bombas sobre el Reino Unido, la reina madre se comportó admirablemente", aseguró la historiadora.”[5]

Refirmamos así que Hitler no fue más ni menos criminal que los mandatarios estadounidenses y europeos, de ayer y hoy. 


Por eso mismo, nos preguntamos:

¿Qué hay detrás de la clara intención de lavarle la cara a Obama, el nobel de la paz que libró 7 guerras simultaneas y que pretendió dar lecciones de buena voluntad a cuba?

Dentro de esa “buena voluntad” mostrada por EEUU durante 5 décadas para apoyar la “democracia” en Cuba, debe incluirse la voladura de un avión de Cubana de Aviación el 6 de octubre de 1976, misma que costó la vida a 73 pasajeros. Orlando Bosch y Luis Posada Carriles fueron los principales responsables de ese monstruoso crimen tras el cual estaba la CIA. Igual ocurre con la conversión de Afganistán, Iraq, Libia y otros países en estados fallidos. Y si nos vamos más atrás, el bombardeo atómico contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945, deben interpretarse de idéntica forma.

Y mientras Obama hablaba de “buena voluntad” con el “pueblo” cubano, exactamente por lo mismo criminalizó a y amenazó a Venezuela, Rusia, China, Corea del Norte, Siria, Irán y otro conjunto de naciones que no se le arrodillan. Exactamente por “buena voluntad”, EEUU impuso en Ucrania un régimen genocida y fascista, creó al Estado Islámico al cual dice combatir, justifica al Israel sionista como estado agresor y brinda su apoyo incondicional a un narco estado como el de México.

¿Orgullo y buena intención se les llama ahora a la brutalidad, impunidad, prepotencia y arrogancia para actuar? ¿Podemos ser impasibles ante tanto odio enfermizo de parte de EEUU y sus aliados?

Y todavía se atrevió a decir en la ONU que su país es un “compañero de trabajo de Dios” por bombardear, en tan sólo seis años, 7 países: Siria, Afganistán, Yemen, Irak, Pakistán, Somalia y Libia.[6]

Que de extraño tiene que la ONU, como tantas instancias internacionales trabaje en función de presentar de modo amañada los hechos para conveniencia de una multinacional como la Monsanto: 

“Para la ONU el cambio climático y las guerras de todo tipo son los principales responsables de la malnutrición. Pero esta imputación de la miseria humana a causas accidentales tiene el efecto de minimizar las causas estructurales, limpia de toda sospecha los mecanismos de la explotación capitalista y la mentira implícita es que las multinacionales no tienen nada que ver. Al contrario, la incriminación del cambio climático extiende la responsabilidad de la miseria al ciudadano de a pie. ¿El trabajador que utiliza su coche para ir al trabajo no es tan culpable como Monsanto?”.[7]


[2] Otilio Borón. Elecciones en Venezuela: La trampa. Atilio Borón.  http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/12/07/la-trampa/#.Wi15F0qWaM8
[3] Manuel Moncada Fonseca. Esclavista y capitalista, democracias ineluctablemente opresoras. https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2013/08/esclavista-y-capitalista-democracias.html
[4] Hispantv. Reserva Federal de EEUU y el Banco de Inglaterra financiaron a la Alemania nazi. http://www.hispantv.com/noticias/alemania/268499/reserva-federal-banco-inglaterra-eeuu-reino-unido-financiar-alemania-nazi-hitler
[5] “Los vínculos de la familia real británica con Hitler pasaron por la España de Franco”. https://actualidad.rt.com/sociedad/180648-reina-isabel-hitler-nazi-franco
[6] Manuel Moncada Fonseca. ¿SER PAN DE AZÚCAR ANTE OPRESIÓN, SAQUEO, DESTRUCCIÓN Y GENOCIDIO? https://librepenicmoncjose.blogspot.com/2015/02/ser-pan-de-azucar-ante-opresion-saqueo.html
[7] Bruno Guigue. Mentiras de la ONU sobre el hambre en el mundo. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=235002

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total