Portada de antigua versión de Revista Libre Pensamiento

miércoles, 19 de abril de 2017

La Nica Act y sus Voceros

La Nica Act y sus Voceros
Moisés Absalón Pastora

Miércoles 19 de Abril 2017 |

El viernes 7 de abril invité a Edén Pastora Gómez a participar en la audición vespertina del Radio Periódico El Momento para abordar el tema, que en ese momento, en el actual y en el futuro estará en la palestra pública; La Nica-Act.

Después de hacer una valoración histórica de lo que en Nicaragua han sido los vende patria, los traidores, los cipayos o los lacayos nacionales, que de siempre invocaron las invasiones y las intervenciones para que fuese el amo extranjero el que saliera en defensa de sus intereses, el mítico “Comandante Cero” dejó ir una descarga de profundidad sobre la que se sigue hablando hoy y se seguirá hablando mañana.

Edén dijo que formaría un movimiento nacionalista engrosado por el pueblo para ir a pintar con una “X” negra la puerta de las casas de esos vende patria y desde entonces los que fueron a Washington a poner quejas, a pedir que descarrilaran a Nicaragua y afectarnos a todos, con tal de hacerle daño a Daniel Ortega, los que aparecen en las fotos y otros que son visibles detrás de esta canallada se retuercen como las babosas cuando le echan sal diciendo ahora que yo no hice nada, que yo no fui, que viaje solo para comerme un sorbete con la Ileana Ros Letinen, pero que yo no tengo nada que ver en este asunto.

Yo no puedo asumir lo que ninguno de mis invitados digan aquí en éste programa y sabiendo que lo dicho por Edén causaría revuelo y que no es lo correcto le pregunté que si la alta instancia de decisión de éste país o el FSLN mismo estaban al tanto o detrás de ésta evidente amenaza y categóricamente me dijo que no y que lo suyo era una actitud eminentemente personal contra un grupo de malos nicaragüenses insatisfechos e insaciables en su ansiedad de hacerle daño al país, no desde ahora sino desde siempre por el solo hecho de que su incapacidad no les permite proyectarse como una alternativa política con una propuesta superior a la que ofrece la actual administración de gobierno.

Quiero dejar bien sentado que no comparto de ninguna manera lo expresado por Edén porque eso representa victimizar a quienes no lo merecen y tanto así que ya apareció la casa de José Pallais, en León, pintada de negro con la leyenda “ojo”, aunque en lo personal no descarto que un individuo como él se haya auto señalado con tal de atraer la atención de los medios que le propagandizan las fatalidades que ya le conocemos para pintarse de un líder que ni es ni será.

Estoy claramente convencido que los que apoyan la tal Nica-Act tienen todo el derecho de hacerlo y la tolerancia debe respetar esa postura por muy vende patria que la consideremos, pero el hecho de distanciarnos del hostigamiento físico, de llamar a agredirlos, no significa de ninguna manera que debamos callar el pico frente a ésta amenaza contra nuestro país.

Qué desaguisado y que insensato sería si la gran mayoría de los nicaragüenses no dijésemos nada contra estos lacayos nacionales si ellos no tienen la menor vergüenza, el menor escrúpulo, la mínima decencia, de creer que esto es legítimo y moral y que es válido que otra vez sus mentes retorcidas, retrógradas, paleolíticas y dinosáuricas, como lo hicieron antes, nos hagan retroceder para hundirnos como cuando la embajada norteamericana oficializó la venida de los marines para sacar y poner gobiernos a través de las invasiones, intervenciones, revoluciones y golpes de estado que ya conocemos.

No son ellos los ofendidos somos nosotros los agredidos y aunque no les guste no se necesita pintas en las casas de estos malos nicaragüenses para saber quiénes son ellos, donde están y porque lo hacen. Son tan pocos, tan solitarios y visibles en la oscuridad en la que habitan que es gastar pólvora en zopilotes intentar sacarlos del aislamiento que ellos mismos deciden en cada estupidez que dicen o hacen.

Es criminal y cobarde que ellos aplaudan y alienten lo que el poderoso imperio norteamericano está haciendo contra un país que como el nuestro quiere salir adelante y poco a poco va construyendo una democracia que es inmensamente tierna, que camina sinuosamente en medio de muchas complejidades que tienen por origen la miseria económica, sí, pero fundamentalmente la miseria humana de la que están llenos estos tristemente célebres personajes que son vagos profesionales que se acomodaron al patrocinio que reciben de las diversas agencias que financian actividades que ojalá sirvieran para la unidad que ya es misión imposible y que al final no es el propósito porque entre más distanciados estén mejor porque en esa misma medida recibirán con puntualidad los dólares para seguirlo intentando.

Dios quiera que la Nica-Act no se materialice, pero si así fuera Nicaragua siempre estará aquí y los nicaragüenses que creemos en ella no la dejaremos morir, como tampoco lo hicimos ayer y esos ciervos nacionales que pretenden descarrilarla, sin que se haya aprobado, ya lograron unir al país contra ella y contra ellos. Hasta el momento, en los últimos diez años que yo recuerde, unir a Nicaragua alrededor de su sobrevivencia y contra esta amenaza es lo único que han logrado. No así atraer al pueblo, ganarse el cariño de la gente, reconciliarse con la paz, ser parte de la solución y del progreso porque todos son ignorantes en los temas de nación y expertos en bares, cantinas y en la figuración que los enloquece cada vez que se oyen en algún medio de comunicación.

¿Estos voceros de la Nica-Act que es lo que quieren? ¿Quieren que aquellos que la condenamos y la rechazamos por la profundidad de su brutalidad copiemos a la medida la “paradigmática democracia norteamericana”? Si es así debo decirles que esa nación elige dictadores cada cuatro años y si son buenos dictadores los vuelven a elegir por otros cuatro años más y les digo dictadores porque son los amos y dueños del mundo y por eso mantienen en crisis al planeta y por eso le ponen bombas a quienes hoy son sus enemigos, pero a los mismos que antes amamantaron como sus amigos y así se meten dónde quieren, a matar a los niños, jóvenes, ancianos y enfermos que quieren y lo hacen a nombre de la democracia y lo hacen a nombre de la libertad para recetar como hace poco en Afganistan a la madre de todas las bombas. 

Porque el imperio se ensaña contra Nicaragua, no es porque gobierna Daniel Ortega y el FSLN, sino porque aquí sus marines mordieron el polvo de nuestras agrestes montañas, porque aquí dos Generales, Benjamín Zeledón y Augusto Cesar Sandino, los debaclaron y los vencieron para inspirar en américa latina un sentimiento de Resistencia antiimperialista que está vivo, que se palpa en la dignidad de quienes deseamos una relación de respeto con ellos, pero jamás convertirnos en el estado asociado que algunos vende patrias quieren para ver a Nicaragua representada como una estrella más en la bandera de los Estados Unidos de América.

Al final, como siempre ha sido, la solución a todos nuestros problemas debe ser encontrada entre los nicaragüenses y de ese esfuerzo no dudo que el Presidente Ortega está consciente de su alta responsabilidad como jefe de estado y desde ese punto de vista creo que los sectores que pueden hacerlo debemos exteriorizar que la orden del día es enfrentar con patriotismo y pragmatismo esta gran amenaza.

POR NICARAGUA CUESTE LO QUE CUESTE ASÍ PENSAMOS EN EL MOMENTO.

https://www.el19digital.com/articulos/ver/titulo:55176-la-nica-act-y-sus-voceros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Seguidores

Páginas vistas en total